Cinde impulsa uno en servicios, otro en ciencias de la vida y dos de manufactura

Por: Marvin Barquero 7 abril, 2016

Costa Rica impulsa 15 clusters o conglomerados empresariales, ya sea para atraer inversión extranjera directa (IED), o bien para lograr que medianas empresas coloquen sus productos en el extranjero.

Un conglomerado es una concentración geográfica de empresas e instituciones interconectadas que actúan en determinado campo. Por eso, debe contar con firmas que manufacturen el producto o presten el servicio; con proveedores de materias primas y de servicios, además de centros educativos para la formación del personal especializado, así como con otros aspectos relacionados.

La atracción de IED se hace mediante la “venta” del país en cuatro grandes clusters: El de manufactura avanzada, el de manufactura liviana e industria alimentaria, el de servicios y el de ciencias de la vida.

Así lo informó la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde), encargada de atraer empresas a Costa Rica. Los cuatro conglomerados que promueve esa entidad tienen hoy 287 empresas y emplean a 77.688 personas, según la entidad.

Impacto. Jorge Sequeira, director general de Cinde, dijo que promover el país mediante clusters es la diferencia –en términos coloquiales– entre disparar con una escopeta o hacerlo con mira telescópica.

En vista de que no se puede competir en todo, señaló, se eligen sectores estratégicos en los cuales Costa Rica tiene ventaja, en especial en talento humano.

En el conglomerado de servicios, Costa Rica tiene 139 empresas. El centro de servicios de Amazon es una de las integrantes de ese consorcio, según Cinde.
En el conglomerado de servicios, Costa Rica tiene 139 empresas. El centro de servicios de Amazon es una de las integrantes de ese consorcio, según Cinde.

Solo el sector de servicios no turísticos, agregó Sequeira, generó exportaciones por $4.311 millones en el 2015 y el de ciencias médicas, $2.200 millones.

Jorge Vargas Cullell, director del Programa Estado de la Nación, resaltó la importancia de la existencia de este sistema de conglomerados, pero advirtió de algunos problemas.

Uno de ellos, dijo, es que la mayor parte de la actividad económica y de los empleados en Costa Rica no están incluidos dentro de esos consorcios que se están apoyando. Otro es que, aunque tienen algún grado de encadenamientos, no poseen el nivel necesario para que diseminen empleo de manera más amplia, señaló.

infografia
Exportación conjunta. En el ámbito local, la Promotora del Comercio Exterior (Procomer) informó de que se mantienen activos 11 consorcios empresariales y otros cuatro están en proceso de consolidación en áreas tan diversas que van de la industria aeroespacial, a los pejibayeros de Tucurrique, en Cartago.

Se trata de pequeñas y medianas empresas (pymes) costarricenses que tienen potencial para ser exportadores y cuyos resultados serían mejores si lo hacen en conjunto, explicó Pedro Beirute, gerente general de Procomer.

“Son alianzas voluntarias de empresas con el objetivo de promover los bienes y servicios de sus miembros en el extranjero”, detalló Beirute.

Costa Rican Food Group, del sector de alimentos, es uno de los pioneros en este tipo de consorcios exportadores.

También están Florca, de plantas ornamentales; Uniflor, de flores; Asucrei en universidades; Estilo Costa Rica, de diseño; Costa Rica Animation Holding, de animación; el aeroespacial; Asofrubrunca, de rambután; Asociación de Mujeres Amazilia del Caribe, de chocolates; Federación de Productores de la Región Caribe, de raíces y, la Asociación de Pequeños Productores de Talamanca (productos orgánicos).

Entre las ventajas de estas agrupaciones están la unión de fuerzas, el desarrollo de economías de escala, compartir buenas prácticas y desarrollar todo un ecosistema, señaló Beirute.