Refinadora hizo último aporte a Soresco por $18,7 millones en abril

Por: Óscar Rodríguez 11 noviembre, 2013
 La refinería de Moín, en Limón, está paralizada desde agosto del 2011. Si se amplía procesaría 60.000 barriles diarios. | ARCHIVO/JORGE NAVARRO
La refinería de Moín, en Limón, está paralizada desde agosto del 2011. Si se amplía procesaría 60.000 barriles diarios. | ARCHIVO/JORGE NAVARRO

La Contraloría General de la República y la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) pidieron cuentas a Recope del proyecto de modernizar la vieja refinería de Moín de Limón.

El objetivo, confirmaron ambas instituciones a La Nación , es verificar la capacidad financiera de la empresa estatal por la inversión hecha en la firma conjunta creada con China, denominada Soresco S.A.

Las entidades también analizan la sostenibilidad del plan de construir la refinería.

La empresa estatal respondió, mediante su Departamento de Comunicación, que no se podía referir al tema con detalle porque está pendiente el fallo final de las investigaciones. Incluida una del Ministerio Público.

Inversión pública en Soresco
Inversión pública en Soresco

La Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) y la compañía estatal china CNPCI crearon Soresco, en diciembre del 2009, con el fin de que ejecutara la modernización de la refinería.

El proyecto requiere una inversión de $1.500 millones, de la cual el 30% será aportado por Costa Rica y China. El resto sería mediante financiamiento bancario.

Sin embargo, el plan quedó paralizado luego un informe de la Contraloría General de la República, del 20 de junio pasado, que determinó que el estudio de factibilidad del proyecto fue hecho por una firma subsidiaria de CNPCI.

René Castro, ministro de Ambiente y Energía y vicepresidente de la junta directiva de Recope, dijo que aún no se ha decidido sobre el futuro del proyecto.

“Recope ha venido trabajando en un ‘plan b’ que incluya una matriz mixta de combustibles fósiles, así como biocombustibles”, dijo el jerarca.

La Contraloría informó de que está en la etapa final del estudio sobre de la gestión de Recope en la iniciativa con China.

“Uno de los objetivos de la fiscalización ha sido el verificar la capacidad financiera de la empresa pública para hacerle frente a los aportes hechos (a Soresco) y al proyecto de la refinería”, comentó el ente contralor a La Nación .

En los últimos tres años, Recope giró un aporte de capital a la empresa creada junto con China por un total acumulado de $50 millones. La última transferencia por $18,7 millones se realizó el pasado 30 de abril, según los estados financieros de la empresa estatal, al 30 de junio del 2013.

Cambio. Para aportar recursos públicos a Soresco, Recope solicitó al Ministerio de Hacienda subir su gasto presupuestario en ¢15.028 millones. Una parte del dinero (62%) se usó para hacer el aporte de capital y el resto para publicidad, propaganda y temas legales, según el decreto N° 37644-H, publicado el 23 de mayo anterior.

Recope dijo que la inversión está amparada en el Convenio de Empresa Conjunta hecho con CNPCI, que también aportó $50 millones.

“A la fecha, Soresco ha usado $51 millones, de los cuales $34,6 millones corresponden al pago de estudios técnicos y de factibilidad, licencias y patentes, así como $16,4 millones a gastos operativos”, afirmó la empresa pública por escrito.

La compañía conjunta aún tiene disponible $49 millones.

Recope no detalló el origen del dinero usado como aporte de capital a Soresco. Sin embargo, recalcó que el negocio de la refinería fue excluida de la solicitud de ajuste tarifaria presentada en marzo anterior ante la Aresep.

Juan Manuel Quesada, intendente de Energía de la Aresep, confirmó que la inversión en Soresco no fue considerada en los estudios tarifarios, donde se ajusta el margen de operación de la empresa.

Agregó que pidieron toda la información referida al plan de la refinería.

“La información está siendo analizada, junto con la situación financiera de Recope, en función de la fijación tarifaria”, expresó el intendente de Energía.

Etiquetado como: