Chips fabricados aquí son el principal producto que país vende al extranjero

Por: Óscar Rodríguez 9 abril, 2014
Intel cerrará su planta de manufactura Ensamblaje y Prueba, localizada en Belén, Heredia, a final de año. La operación de dicha unidad comenzó en 1997 cuando la compañía estadounidense se instaló oficialmente en Costa Rica para fabricar microprocesadores para computadoras. | MAYELA LÓPEZ
Intel cerrará su planta de manufactura Ensamblaje y Prueba, localizada en Belén, Heredia, a final de año. La operación de dicha unidad comenzó en 1997 cuando la compañía estadounidense se instaló oficialmente en Costa Rica para fabricar microprocesadores para computadoras. | MAYELA LÓPEZ
timeline

1996

Anuncio oficial de la llegada de Corporación Intel a Costa Rica.

2000

La operación en Costa Rica inicia el proceso de colaboración para el diseño del chip Core.

2005

La firma diversifica su operación y abre el Centro de Servicios Globales.

2014

La multinacional anuncia el cierre oficial de la división de manufactura de Ensamblaje.

Corporación Intel anunció ayer, de manera oficial, el cese de la operación de su planta de manufactura en Belén, Heredia, a finales de este año. Con el cierre, la compañía se lleva el 20% de las exportaciones de Costa Rica.

La multinacional justificó la finalización del ensamblaje de microprocesadores debido al reajuste global de sus operaciones. La nueva estrategia de la firma se enfocará en el desarrollo de tecnología para dispositivos móviles.

“(El cierre de la planta) no es un tema de competitividad específica del país, sino de una transformación de la operación a nivel global. Conforme cambia el sector de Internet, en el que hay diferentes tipos de dispositivos, tenemos que transformarnos”, explicó Mike Forrest, gerente general de Intel Costa Rica.

La decisión de la firma estadounidense significa el despido de, aproximadamente, 1.500 empleados del área de Ensamblaje y Prueba. Dicha división se encargaba de la fabricación de chips para computadoras.

La mayoría de las personas despedidas son ingenieros y técnicos con alta calificación. Ellos recibirán un paquete de compensación empresarial, así como apoyo para reubicarse en otros puestos de trabajo.

“La empresa determinó que la mayoría de sus compradores y suplidores están en Asia y es más eficiente que su planta esté allá”, dijo Anabel González, ministra de Comercio Exterior (Comex).

Por su parte, la presidenta Laura Chinchilla dijo que el cierre de la planta no debe verse como un castigo al país, sino que son decisiones de índole global.

Intel anunció su llegada a Costa Rica en noviembre de 1996. Al año siguiente comenzó la construcción de la primera planta.

Relevante. En la última década la multinacional significó, en promedio, una quinta parte del total de las exportaciones de bienes de Costa Rica, según los datos de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer).

Las ventas de la compañía estadounidense desde el país cayeron en el 2010, tras la crisis global. Pero las exportaciones se recuperaron durante los últimos dos años.

En el 2013, la firma vendió componentes por $2.385 millones.

Peso de Intel en exportaciones
Peso de Intel en exportaciones

La jerarca de Comex dijo que el golpe sobre las exportaciones se podrá diluir con la diversificación de empresas y de producción que ha hecho el país.

Recordó que el país tiene actualmente 250 multinacionales en el campo de manufactura, servicios y dispositivos médicos.

José Rossi, presidente de la Coalición Costarricense de Iniciativas para el Desarrollo (Cinde), consideró que Costa Rica cuenta con oportunidades en varios campos para fortalecer las exportaciones, aunque no adelantó detalles.

Durante los últimos 17 años, la planta de Costa Rica ha desarrollado microprocesadores. Uno de los primeros fue el Pentium II para computadoras de escritorio. Luego la empresa evolucionó en el desarrollo de chips más potentes desde el país como el Core i7.

Nueva etapa. Intel mantendrá y potenciará en el país el Centro de Servicios Globales y el Centro de Desarrollo de Ingeniería. Dichas divisiones emplean a 1.000 personas y se prevé contratar otras 200 más.

“Nos estamos moviendo del ensamble de microprocesadores, al diseño y desarrollo. Subimos en la cadena de valor de ingeniería”, afirmó Forrest. Colaboraron Marvin Barquero e Irela Fornaguera