Informe advierte que la mezcla de estilos de vida en línea y "mundo real" está entrando en una nueva fase

Por: Carlos Cordero 16 enero, 2015

La compra en tiendas de conveniencia ocasionada por la inclinación de los compradores a simplificar sus actividades cotidianas, la importancia de la salud y la adquisición de productos usados son tres de las 10 tendencias de consumo que predominarán a nivel global.

Un reporte de la firma Euromonitor International indica que las 10 principales tendencias globales de consumo en 2015 son: se eleva las compras por conveniencia o por Internet que simplifiquen la vida; los malls y centros comerciales se transforman cada vez más en espacios más comunales; hay mayor interés de las personas por la privacidad; y aumenta la consciencia ambienta y de que el consumo sea una ruta hacia el progreso.

Asimismo las personas influyentes en las compras son cada vez más cercanas y parecidas a los consumidores normales; crece la compra de productos usados (colaboración); aumenta la relevancia como mercado meta de los compradores jóvenes (de 18 a 32 años) y fuertemente digitalizados (conocidos como la generación del Milenio); y más segmentos se inclinarán a salir del país de compras.

También se verá como los consumidores harán compras en Internet o en las tiendas físicas alternativamente; al tiempo que los dispositivos, las aplicaciones y los servicios de salud y el bienestar "conectados" estarán en el centro de la atención de las personas.

“Los consumidores están preparados para pagar por productos que simplifican su vida, que es cada vez más ocupada y rápida,” afirma Daphne Kasriel-Alexander, la autora del reporte y consultora de tendencias del consumidor en Euromonitor International.

La analista agregó que la tecnología juega un papel importante en la conveniencia, al tiempo que las opciones de compra borran las fronteras entre las tiendas del mundo real y del mundo virtual, lo que es muy atractivo para los consumidores.

De acuerdo con el reporte, este año también verá un crecimiento en el consumo colaborativo y una cultura de compartir productos y servicios, algo frente a lo cual las marcas ya estarían reaccionando.

La mentalidad de compartir lleva a un gran número de emprendimientos relacionados que van desde jardinería comunitaria a espacios de trabajo compartidos y crowdfunding (financiamiento en grupo).

"En términos más generales, la mezcla de estilos de vida en línea y 'mundo real' está entrando en una nueva fase, más unificada", se indica en el reporte.