20 octubre

Bruselas. AFP. La Comisión Europea (CE) llevó a cabo inspecciones en la sede del constructor automotor BMW, en el marco de una investigación de un caso de cartel, que implica, en total, a cinco fabricantes alemanes, anunció, este 20 de octubre, la compañía BMW.

Las sospechas de cartel fueron reveladas durante el verano por la prensa alemana y dañaron un poco más la imagen de los constructores alemanes, luego del escándalo por las emisiones contaminantes de los motores diésel, reveladas en setiembre del 2015.

La Comisíón no confirmó si BMW está involucrada. | AFP
La Comisíón no confirmó si BMW está involucrada. | AFP

Según reveló en julio el semanario Der Spiegel , BMW, Daimler, Volkswagen, Audi y Porsche mantuvieron durante 20 años reuniones secretas para ponerse de acuerdo sobre una serie de aspectos técnicos de sus vehículos, en particular sobre el sistema para filtrar las emisiones contaminantes, en perjuicio probable de los consumidores y subcontratistas.

En la sede. Este viernes 20 de octubre, BMW explicó que esta inspección de la Comisión, relacionada con la investigación sobre cinco grupos automotores alemanes y hecha pública en julio de 2017, tuvo lugar en Múnich, donde se halla la sede.

La Comisión, que rechazó confirmar el involucramiento de la empresa, manifestó que la inspección se vincula con la “sospecha de que varios fabricantes alemanes violaron las leyes de la Unión Europea, que prohíben la formación de carteles y las prácticas restrictivas en los negocios”, señala un comunicado.

Etiquetado como: