Empresas como Zollner, Boston Scientific y Arthrocare podrían absorber parte de la población cesada

Por: Marvin Barquero, Juan Pablo Arias 8 abril, 2014

San José

La Coalición de Iniciativas de Desarrollo (Cinde) anunció este martes que coordinará con el Ministerio de Trabajo una estrategia para colocar en diferentes empresas a los 1.500 trabajadores que quedarán cesantes paulatinamente con el cierre del área de manufactura de la compañía Intel en Costa Rica.

Gabriela Llobet dijo que la meta de inversión se superó en 1,5%. | ARCHIVO
Gabriela Llobet dijo que la meta de inversión se superó en 1,5%. | ARCHIVO

José Rossi y Gabriela Llobet, presidente y directora general de Cinde, explicaron este mediodía que la entidad ofrece una plataforma electrónica donde los trabajadores podrán ingresar sus currículos. Cinde se encargará de hacer el contacto con las empresas.

Según Llobet hay compañías como Zollner, Boston Scientific y Arthrocare que están demandando ingenieros y técnicos de alto nivel como los que liberará Intel.

La versión se dio este martes en una conferencia de prensa donde también intervino la ministra de Comercio Exterior, Anabel González, quien afirmó que "el golpe" de las medidas de Intel podrá ser "diluido" por la economía costarricense.

La funcionaria también explicó que se ha logrado atraer 250 empresas internacionales y que hay sectores con alto crecimiento en las exportaciones, como el de dispositivos médicos, que mitigarán el impacto.

Las instituciones aseguraron que el país seguirá con su política de atracción de inversiones, pese a la salida de esta firma transnacional.

Etiquetado como: