Cliente también puede escoger el grano para llevar a la casa

 23 marzo, 2015

Pinares, Curridabat.

El cliente que quiera tomarse un café con conocimiento de su origen, de sus características y de la calidad, así como escoger su forma de preparación, tendrá una nueva opción porque cinco cafeterías le ofrecerán este servicio a partir de ahora.

La estrategia, que en Costa Rica se llama Alto Café, ya se se utiliza en grandes ciudades del mundo, donde el cliente llega y escoge el origen del café que quiere tomarse, explicó Steve Aronson, fundador del actual Grupo Britt, del cual ya se retiró, y que ahora desarrolla esta nueva idea de consumo de la bebida de muy alta calidad.

Para desarrollar el concepto, Aronson escogió microbeneficios o fincas con producción de alta calidad en cada una de las provincias. A estos productores seleccionados se le compra la materia prima. El café se tuesta en el primer tostador que tuvo el actual Grupo Britt.

De esa manera, se garantiza al cliente una bebida con denominación de origen, de calidad "gourmet" y con la seguridad de obtener las características que busca, explicó Aronson la mañana de este lunes, la presentar el concepto en su restaurnte Espressivo Bistró, ubicado en Momentum Pinares, en Curridabat.

Además de consumidor la bebida en el restaurante, el cliente puede escoger el café de cada provincia y llevarlo a la casa. Por 250 gramos deber pagar ¢4.000.
Además de consumidor la bebida en el restaurante, el cliente puede escoger el café de cada provincia y llevarlo a la casa. Por 250 gramos deber pagar ¢4.000.

Además, el clientes podrá escoger entre cinco métodos de extracción de la bebida, de acuerdo con sus gustos y necesidades.

La estrategia para el consumo de esta bebida de alta calidas se ofrecerá, por el momento en Pinares, al este de la capital; en la cafetería del Teatro Nacional; en el nuevo restaurante Cosi, ubicado en Rohrhmoser, al oeste de la capital; en la sede centrald el Grupo Britt, en Mercedes de Heredia; y en una nueva cafetería que se abrirá al norte de la ciudad de San José, al lado del edificio del antigio Tobogán.

Aronson dijo que paga los productores entre $300 y $800 por un quintal de café, mientras loa precios en la bolsa de Nueva York cerraron la sesión de este lunes a $141,85 el quintal. Eso implica que para el consumidor unas dos tazas y media (según el tipo de extracción que escoja) le costarán ¢2.500 y para llevar a la casa los 250 gramos se le venden en ¢4.000.