Caída de ceniza también provoca cancelación de reservaciones en hoteles

Por: Rebeca Madrigal 20 septiembre, 2016
Trabajadores del aeropuerto limpiaron la pista de aterrizaje la mañana del martes 20 de setiembre.
Trabajadores del aeropuerto limpiaron la pista de aterrizaje la mañana del martes 20 de setiembre.

San José

La caída de ceniza y el cierre de operaciones del aeropuerto Juan Santamaría impactan al sector turismo y exportador del país, aunque aún los afectados no tienen una estimación de pérdidas.

De acuerdo con la empresa administradora de la terminal aérea, Aeris, producto de las erupciones no se pudieron realizar 12 vuelos de carga desde este aeropuerto.

Esto perjudica, principalmente, a los exportadores de productos frescos o perecederos.

Laura Bonilla, presidenta de la Cámara de Exportadores (Cadexco), indicó que el cierre del Santamaría significó un aumento de tiempos y costos y eventualmente el incumplimiento de contratos con los socios en el extranjero, afectando principalmente al sector agrícola que exporta productos perecederos con una vida útil reducida.

La suspensión de esos vuelos impidió la exportación de productos como plantas ornamentales, culantro coyote, flores y capullos, semillas de plantas herbáceas utilizadas para siembra, hortalizas frescas y refrigeradas, follajes, piñas, papayas, jugos y extractos de vegetales.

Así amaneció el Valle Central este martes. El lunes el volcán Turrialba inició una importante actividad eruptiva.
Así amaneció el Valle Central este martes. El lunes el volcán Turrialba inició una importante actividad eruptiva.

Todavía es muy pronto para que Cadexco estime las pérdidas, empero, Bonilla aseguró que si la operación del aeropuerto se suspendiera de nuevo, tendrían pérdidas "significativas".

En el sector turismo, las emanaciones de ceniza también se traducen en pérdidas económicas.

Si bien los hoteles del área metropolitana recibieron gran cantidad de clientes por la suspensión de vuelos de pasajeros, los hoteles en zonas turísticas sufrirán las consecuencias de las cancelaciones desde ahora y por los próximos días.

Gustavo Araya, presidente de la Cámara Costarricense de Hoteles, aseguró que se prevé que algunos turistas que no pudieron llegar a tiempo anulen sus reservaciones, así como que no visiten la zona cercana al volcán, por temor o precaución.

En eso concuerda Pablo Abarca, presidente de la Cámara Nacional de Turismo, quien además es el presidente de la Cámara de Turismo de Turrialba, zona altamente afectada por este fenómeno.

Por tratarse de un evento de fuerza mayor, los hoteles no tienen la responsabilidad de reprogramar las reservaciones; sin embargo, los representantes gremiales hacen un llamado a los empresarios para que sean flexibles en cuanto a sus políticas de cancelación.

Pero el turismo no solo se ve afectado por las reservaciones; su infraestructura también se deteriora con la caída de ceniza. Araya, quien es propietario del hotel Wydham San José, contó que deberá vaciar y llenar de nuevo la piscina porque quedó sucia, tras las erupciones de este lunes y martes; esto le costará unos ¢5 millones.

Así quedó la piscina del hotel Wyndham San José tras la caída de ceniza que se inició el lunes en la tarde.
Así quedó la piscina del hotel Wyndham San José tras la caída de ceniza que se inició el lunes en la tarde.

Por su parte, el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) ha estado pendiente de los turistas que ingresan o están varados en al país, aseguró Alberto López, gerente general del Instituto.

Este lunes, funcionarios del ICT daban seguimiento a los viajeros dentro del aeropuerto y les facilitaron botellas de agua para sobrellevar la espera. El gerente aplaudió la coordinación de las aerolíneas durante la suspensión de operaciones del Juan Santamaría, pues se refleja el aprendizaje desde la última vez que esto ocurrió.