Empresa estatal ve posibilidad, si hace un convenio que incluya al Minae

Por: Patricia Leitón 6 marzo, 2015
El presidente de la República, Luis Guillermo Solís y el científico Franklin Chang visitaron en octubre pasado la sede de Ad Astra Rocket Company, en Liberia, Guanacaste. | GRACIELA SOLÍS/ARCHIVO
El presidente de la República, Luis Guillermo Solís y el científico Franklin Chang visitaron en octubre pasado la sede de Ad Astra Rocket Company, en Liberia, Guanacaste. | GRACIELA SOLÍS/ARCHIVO

El científico costarricense, Franklin Chang, demanda una respuesta rápida de Recope, para reanudar con esa empresa estatal el proyecto de producir hidrógeno para usarlo como combustible en vehículos.

Ayer en la mañana, la presidenta de Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), Sara Salazar, dijo que quiere seguir con el plan, pero tiene dudas sobre si puede hacerlo, porque el hidrógeno podría salir de su competencia, que son los hidrocarburos.

Chang manifestó ayer que el hidrógeno es un hidrocarburo, aunque haya quienes no lo consideran así.

El cuestionamiento surgió por un informe de la Contraloría General de la República sobre biocombustibles, lo cual, según Chang, no tiene nada que ver con hidrógeno.

El órgano contralor aclaró ayer que no ha emitido ningún informe sobre el convenio de Recope con la firma Ad Astra.

Salazar cree que una vía rápida para solucionar la situación es hacer un convenio tripartito, en donde participen el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), Recope y Ad Astra.

El Minae realizaría los pagos a Ad Astra, en lugar de Recope y, entonces, así no habría problemas legales y la Refinería aportaría la infraestructura.

Para dotar de los recursos al Minae, habría que enviar un presupuesto extra al Congreso.

Chang dijo que la idea le parece bien, si se hace rápido.

Cuando se le consultó qué es para él “rápido”, respondió que “en cuestión de días”.

Consultado sobre por qué no llamó al presidente de la República, Luis Guillermo Solís, para pedirle ayuda antes de publicar el “hecho relevante” en el cual se rompió la relación con Recope, Chang comentó que dicho documento fue la última acción que podían tomar.

“El hecho relevante es realmente una última acción, después de muchas. Llevamos siete meses en conversaciones, presentaciones, viajes de San José a Liberia, de Liberia a San José, presentaciones a la Junta Directiva, reuniones con el señor presidente, con la señora presidenta de Recope, con el ministro; es decir, ha habido toda una actividad para tratar de resolver el problema”, respondió el astronauta.

Fuerte inversión. En el proyecto, ya Recope invirtió $2,1 millones y se cumplieron tres de las fases (A,B y C1).

Ya existe una planta en Liberia, Guanacaste, que produce hidrógeno de alta pureza y la última fase (C2), que tardaría 22 meses, permitiría comenzar a usar el producto en los vehículos. Para ello, se requiere un inversión de $2,3 millones adicionales.

No obstante, la empresa del científico, Ad Astra, rompió el 3 de marzo, relaciones con Recope debido a que tiene siete meses de esperar una respuesta sobre si van a hacer o no la última fase.

Chan dijo que en la empresa privada entienden el “no” y el “sí”, pero no pueden estar en una espera, porque eso acarrea costos, los cuales deben cubrir.

El científico expresó que Costa Rica tiene los recursos para suplir toda su flota de vehículos con hidrógeno.

Explicó que ese producto se produce de diferentes maneras, por ejemplo, con energía solar o con los desechos de la piña, para lo cual tiene otro plan.

De esta forma, el país sería libre de la importación de petróleo y podría alcanzar la meta de ser carbono neutral para el 2021.

Etiquetado como: