Primera etapa estudió diez destinos y La Fortuna de San Carlos es el que más transforma su ingreso económico en progreso social

 11 enero

La Fortuna, Papagayo, Tamarindo, Santa Teresa, Monteverde, Drake, Tortuguero, Puerto Viejo, San Gerardo y Manuel Antonio son referentes de turismo en Costa Rica.

Según un análisis estadístico realizado por el Instituto Costarricense de Turismo, todos estos destinos han fomentado, en un nivel alto o medio alto, el progreso social en las comunidades en donde se encuentran, principalmente en capital físico, natural y humano.

"En todos los centros turísticos hemos encontrado que hay impacto importante sobre el progreso social que podemos relacionar en buena medida con la actividad turística", explicó Rodolfo Lizano, director de planeamiento y desarrollo del ICT.

Estos resultados aparecen en una medición del Índice de Progreso Social (IPS), que se aplicó en esos diez centros turísticos y cuyos resultados fueron dados a conocer hoy.

El volcán Arenal, ubicado en la Fortuna de San Carlos es un coloso dormido, de modo que puede retomar su actividad aunque no se puede saber cuándo. | CARLOS HERNÁNDEZ/ARCHIVO LN
El volcán Arenal, ubicado en la Fortuna de San Carlos es un coloso dormido, de modo que puede retomar su actividad aunque no se puede saber cuándo. | CARLOS HERNÁNDEZ/ARCHIVO LN

El IPS es una medida integral del desempeño de una comunidad que permite evaluar el bienestar de las personas en una sociedad, de forma independiente y complementaria a las medidas económicas tradicionales como el producto interno bruto, el ingreso o los indicadores de competitividad.

El objetivo de esta medición es facilitar una mejor intervención del Estado, de la sociedad y de las empresas privadas, a través de la identificación de oportunidades de mejora sociales.

Este estudio convierte a Costa Rica en el primero país que hace un ejercicio de análisis de progreso en centros turísticos.

El análisis de los destinos turísticos incluye 12 componentes, de los cuales aquellos con mejor desempeño fueron siete: nutrición y cuidados médicos básicos, agua y saneamiento, vivienda, seguridad personal, acceso a información y comunicaciones, calidad medioambiental y acceso a educación superior.

De acuerdo a la metodología del IPS, se aplicó una encuesta de hogares para obtener la información del análisis.

Los resultados mostraron que el 93,8% de los hogares encuestados asociaron al turismo con empleo, desarrollo, más ingresos y mayor actividad económica para sus comunidades.

Esta primera etapa conllevó el estudio de diez centros turísticos, elegidos por estar distribuidos en todo el territorio nacional y por representar una mezcla de actividades de la dimensión turística nacional.

La meta del ICT es continuar con el análisis hasta abarcar los 32 centros turísticos del país, lo que estaría completo al cierre de este 2017, indicó Mauricio Ventura, ministro de Turismo.

Posteriormente, se le dará continuidad al avance de estos destinos. El ICT estudiará la mitad de los centros turísticos del país en un año, el siguiente analizará los 16 restantes, y así sucesivamente.

Resultados por destino. La Fortuna de San Carlos fue el centro turístico que obtuvo el IPS más alto.

Siendo 100 la mejor puntuación y cero la peor, este destino obtuvo un resultado de 77.88 puntos, seguido de Los Santos y Monteverde. Estos tres lugares obtuvieron un nivel alto de IPS, lo que quiere decir que generan un alto aporte de progreso social a sus comunidades.

Los siete destinos turísticos restantes se ubicaron entre 67.44 puntos y 74.19 puntos, lo que los sitúa en un nivel medio alto.

Respecto a los resultados del IPS de Costa Rica, se pude concluir que existe un mayor desarrollo social en la mayoría de centros turísticos estudiados que lo que se muestra en el cantón en el que están ubicados, dijo Lizano.

Esta conclusión es posible al cruzar las variables del IPS de centros turísticos y el IPS cantonal, presentado en marzo de 2016.

Acciones futuras. "Lo que hacemos es determinar dónde hay oportunidades de mejora, para que en conjunto con las instituciones a las que les corresponden esas responsabilidades, logremos un avance", explicó Ventura.

Así, el IPS de centros turísticos encontró una serie de debilidades en los diez destinos estudiados.

Por el lado de la seguridad, destacó las necesidades de fortalecimiento de la policía turística y distribución de material preventivo en hoteles de la zona.

En la acera de idiomas, también se encontraron deficiencias en el manejo de inglés de los centros turísticos, por lo que se buscará un trabajo conjunto con el Ministerio de Educación (MEP).

Otro ámbito de mejora es la conectividad de Internet, que está ausente en muchos de los destinos estudiados. El ICT destacó que mostrarán los resultados obtenidos al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), así como alianzas público-privadas.

Detalles metodológicos. Respecto a la metodología, el ICT contrató al INCAE Business School para desarrollar el IPS en centros turísticos.

La medición conllevó la entrevista a 2034 hogares, obteniendo información de 6.999 personas a las que se les aplicaron 127 preguntas.

Este estudio implicó una inversión de ¢40 millones, comentó Lizano, del ICT.

Según Roberto Artavia, presidente del Consejo Directivo del INCAE, para efectos de la medición, se utilizaron tres dimensiones (necesidades básicas, fundamentos de bienestar y oportunidades), y doce componentes temáticos para obtener una visión multifacética del bienestar. Cada componente está enfocado en un concepto esencial para el bienestar en el siglo XXI, siempre relacionado al ámbito turístico.