13 enero, 2015

Detroit, EE. UU. AFP y EFE. La exposición de automóviles 2015 abrió sus puertas este lunes con fabricantes optimistas por la mejora de ventas en Estados Unidos y una clara apuesta a vehículos gigantes y superpoderosos.

La consejera delegada de General Motors (GM), Mary Barra, anticipó hace unos días que este será un año de crecimiento para los fabricantes estadounidenses y anticipó que las ventas de autos nuevos en ese país norteamericano podrían llegar a los 17 millones de unidades.

La recuperación en EE. UU. se evidenciaba desde el año pasado, cuando fueron vendidos 16,5 millones de vehículos nuevos, casi un 6% más que en el 2013 y la mejor cifra desde 2006.

Las razones para el optimismo de los fabricantes de automóviles son la franca mejora de la situación económica en Estados Unidos, el desplome de los precios del petróleo y la llegada al mercado de nuevas generaciones de carros con tecnologías que transforman el concepto de conducir.

El Shelby GT350R presentado por Ford es la versión más potente del deportivo Mustang y la resurrección del superdeportivo GT. | AFP
El Shelby GT350R presentado por Ford es la versión más potente del deportivo Mustang y la resurrección del superdeportivo GT. | AFP

Atracción. Miles de expositores se dieron cita en Detroit para decenas de lanzamientos mundiales de vehículos de serie y los siempre llamativos prototipos.

GM presentó su 100% eléctrico Chevrolet Bolt, al tiempo que anunció para el 2016 una nueva generación de su híbrido Volt.

Ford reveló el Mustang Shelby GT350R, la resurrección del superdeportivo GT, así como la nueva camioneta F-150 Raptor.

Nissan lanzó su pick-up Titan, en reemplazo de un modelo con 12 años en el mercado y adquirido por solo el 1% de consumidores.

El segmento de grandes camionetas representa 55% de las ventas en ese país y es dominado por los “tres grandes” de Detroit: Ford, GM y Fiat Chrysler.