Dispositivos son entre 20% y 50% de las ventas en Monge, Casa Blanca y Gollo

Por: Carlos Cordero 16 enero, 2015
Las tiendas de electrodomésticos crearon áreas y mesas para exhibición y prueba de los dispositivos que ofrecen a sus clientes. En noviembre pasado, Zeidy Barquero visitó Importadora Monge. | JOHN DURÁN
Las tiendas de electrodomésticos crearon áreas y mesas para exhibición y prueba de los dispositivos que ofrecen a sus clientes. En noviembre pasado, Zeidy Barquero visitó Importadora Monge. | JOHN DURÁN

El auge de los productos tecnológicos o gadgets transformó las tiendas de electrodomésticos, de artículos personales y para el hogar en los últimos años.

Representantes de Grupo Monge (que incluye El Verdugo), Gollo, Casablanca, Cemaco y librería Universal indicaron que desde hace cinco años esta categoría de productos adquirió más relevancia.

En el caso de Universal, ocupa el 20% de las ventas y, en Casa Blanca, llegan hasta 50%, confirmaron en dichos negocios.

De acuerdo con el gerente general del Grupo Monge, Hugo Pereira, el cambio se produjo “desde la apertura del mercado de las telecomunicaciones”.

Las tiendas ofrecen una amplia gama de gadgets y accesorios en salas de exhibición rediseñadas, mesas o áreas de “experiencia” (donde los clientes prueban el artículo) y hasta megatiendas para segmentos más exclusivos.

Eduardo Córdoba, gerente de mercadeo de Unicomer, propietaria de Gollo, sostuvo que también han tenido que responder a mayores exigencias de tecnologías que garanticen ahorro de energía y de agua y menos contaminación ambiental.

La transformación se profundizará con la incorporación de aplicaciones y componentes informáticos y de comunicación en productos como refrigeradoras, lavadoras, pantallas y distintos equipos de audio.

También ha habido un cambio del consumidor, por la ampliación del mercado a clientes de 18 a 24 años y solteros, compradores de todas las edades más informados y exigentes y usuarios que califican los productos y servicios públicamente mediante distintos medios (multicanal), lo cual obliga a las empresas a incorporar especialistas para atenderlos.

Las cadenas se vieron obligadas, por eso, a modificar sus perfiles de contratación y la capacitación del personal, el manejo de los productos, los aplicativos para atención de clientes en las tiendas y la asesoría, ahora más especializada y enfocada, para lograr ser reconocidas como “expertas en tecnología”.

En financiamiento, introdujeron cambios, como mejores condiciones a los clientes, así como crédito para jóvenes sin trabajo (respaldados con las líneas de crédito de sus padres).

Oportunidad. El efecto inmediato del cambio fue el desplazamiento de las tiendas que tradicionalmente se dedicaban a la venta de equipos de cómputo y celulares.

Las cadenas de electrodomésticos alegan que también surgieron nuevos jugadores: tiendas de departamentos, de marcas (Sony, LG, Samsung, HP y nuevos distribuidores de Apple) y operadores.

“Lo que ocurrió fue que diferentes comercios identificaron una oportunidad en el mercado”, dijo Harold Rodríguez, encargado de tecnología de Universal, que, por el auge digital, fortaleció ese departamento sin alejarse de su estrategia global.

La misma reacción tuvo Cemaco, que vio el crecimiento del segmento de tecnología a nivel local y mundial. “Nos parece que es un departamento de suma importancia mantener”, precisó Andrea Meltzer, encargada de mercadeo de Cemaco.

La evolución acelerada de la tecnología reta a las empresas a tener una oferta y los servicios actualizados, dado que es un mercado que seguirá evolucionando, incluso con más comercios, pues falta mayor penetración en computación, móviles e Internet.

Además, es un nicho donde no se detiene ni disminuye el interés del consumidor por los gadgets y sus continuas actualizaciones, ya sea por moda, estilo de vida y estatus, o debido a los cambios en preferencias, modelos, precios.

Eso sí, el ritmo de crecimiento de la categoría podría ceder. “La transformación fuerte ya se dio”, aseguró Ricardo Arango, gerente de mercadeo de Casa Blanca.