Por: Patricia Leitón 28 agosto, 2013

Patricia Leitón

Un asalariado promedio incapacitado por depresión deja de recibir unos ¢5.000 al día, lo cual se convierte en otro costo importante para el paciente.

Según la Encuesta Continua de Empleo, en el primer trimestre de este año el salario promedio de un trabajador fue de ¢380.660, unos ¢12.688 por día.

Si a esta persona la incapacitan por depresión, la Caja Costarricense de Seguro Social le da un subsidio de unos ¢7.613 por día, después del tercer día de incapacidad; por lo tanto, el paciente deja de recibir unos ¢5.000 por día no laborado.

El tiempo de incapacidad requerido depende de cada paciente.

“Uno esperaría que en mes y medio la persona mejore un poco y se esperaría que en dos meses o tres meses la persona esté mejor y que haya recuperado su capacidad de trabajo y de estudio, pero hay casos que se complican”, explicó el psiquiatra Mauricio Campos.

Él añadió que una vez que la persona logra retornar al trabajo o al estudio , son importantes las citas de control.

“Después de que se mejoren los síntomas, el tratamiento tarda de seis meses a un año”, comentó.

Explicó, además, que cuando se va a disminuir el medicamento, se debe hacer poco a poco.

El psicólogo Miguel Garita detalló que las personas con depresión no pueden hacer trabajos que atenten contra la vida, por ejemplo, un guarda que maneje un arma.

Además, tienen dificultad para realizar trabajos que impliquen decisiones o cálculos complejos.

La incapacidad laboral se suma a otros costos que afronta el paciente, como las citas médicas, los medicamentos y otras terapias o procedimientos que requiera.

Etiquetado como: