Accionistas presionan a compañía para elevar distribución de dividendos

 3 mayo
Apple reportó $256.800 millones de recursos acumulados al primer trimestre del año. En la imagen, la tienda de la compañía estadounidense ubicada en la Gran Estación Central, en Nueva York.
Apple reportó $256.800 millones de recursos acumulados al primer trimestre del año. En la imagen, la tienda de la compañía estadounidense ubicada en la Gran Estación Central, en Nueva York.

Washington, Estados Unidos.

Es una señal del éxito pero también un problema: Apple acumuló la sorprendente cifra de $256.800 millones y ahora se pregunta qué hacer con tanto dinero.

El informe trimestral que Apple publicó este martes muestra que su tenencia de efectivo –la gran mayoría en el extranjero– saltó a una suma que supera la producción de Chile, según los últimos datos disponibles del Banco Mundial.

El gigante de la tecnología se ha resistido a repatriar ganancias porque el fisco estadounidense las grava con impuestos de hasta 35%.

Las propuestas del presidente Donald Trump y legisladores podrían reducir la tasa impositiva de los ingresos repatriados; un incentivo dirigido a que Apple y otras compañías pongan su dinero a trabajar en Estados Unidos.

"Mientras que cualquier empresa estaría encantada de estar en los zapatos de Apple con su tesoro en efectivo, hay algo no muy saludable al respecto", dijo Roger Kay, analista de Endpoint Technologies Associates.

"Normalmente, esperarías efectivo para financiar oportunidades de inversión, pero obviamente Apple no tiene ningún uso para tanto dinero", afirmó.

Apple se ha convertido en la empresa más valiosa y rentable de la actualidad. Pero tiene desafíos únicos porque sus ganancias provienen principalmente del iPhone, que enfrenta una competencia cada vez más dura en un mercado de teléfonos inteligentes saturado.

¿Diversificar?

Apple es presionada periódicamente a devolver más dinero a los accionistas con mayores dividendos y a recomprar más acciones. Ya ha gastado unos $200.000 millones haciendo eso.

Patrick Moorhead, de Moor Insights & Strategy, argumentó que devolver todo el dinero a los accionistas no ayuda a los intereses estratégicos de nadie y que Apple necesita encontrar formas de diversificar su negocio.

Una forma de hacerlo sería "tornarse vertical", o adquirir un fabricante de chips como AMD para suministrarlos a todos los dispositivos de Apple, dijo Moorhead.

Las ganancias de Apple provienen principalmente de la venta de teléfonos iPhone.
Las ganancias de Apple provienen principalmente de la venta de teléfonos iPhone.

Netflix, dijo el especialista, podría complementar el negocio de Apple al ofrecer contenido para su ecosistema de dispositivos.

Moorhead dijo que si Apple, que tiene un permiso para testear su sistema de vehículos autónomos, es serio acerca de ese mercado "tendría que comprar una compañía de automóviles" como Tesla.

¿Podría Apple usar parte del dinero para volver a fabricar a gran escala a Estados Unidos?

Jan Dawson de Jackdaw Research dijo que esto es improbable debido al proceso de fabricación y suministro de Apple.

"Simplemente no tenemos la fuerza de trabajo para mantener esta escala de fabricación", dijo. "Ningún recorte tributario va a compensar eso por completo".

De cara al fisco

La situación de Apple ha puesto de relieve las crecientes existencias de efectivo en el extranjero de multinacionales estadounidenses, estimadas entre $2,5 y $3 billones.

Lisa De Simone, profesora de la Universidad de Stanford especialista en impuestos internacionales, dijo que el código actual crea "incentivos para que las empresas lleven tantas ganancias como puedan al extranjero".

Pero agregó que una "vacación" temporal de impuestos, como Washington intentó en 2004, sólo aumentaría los incentivos.

"Compañías como Apple sólo han aumentado el envío de sus ingresos con la expectativa de que podrían obtener otra 'vacación' más adelante", dijo.

El profesor de finanzas de la Universidad de Georgetown, Lee Pinkowitz, dijo que las compañías con efectivo en el extranjero están esencialmente reteniendo los fondos como rehenes de los políticos estadounidenses.

"El gobierno ya reveló en 2004 que estaban dispuestos a negociar con los secuestradores", dijo Pinkowitz.

"Lo que se puede esperar es que se tomen más rehenes", añadió el especialista.