Por: Patricia Leitón 21 agosto, 2013

Patricia Leitón

Las tasas de interés en colones enfrentarían una presión al alza, si se cumple el pronóstico que el déficit presupuestario del Gobierno alcanzará entre el 5% y el 6% de la producción, el próximo año.

Dos economistas consultados coincidieron en que, sin reforma fiscal, el Ejecutivo tendrá que acudir a más préstamos y ese actor presionará las tasas de interés.

Otro factor es que el mayor déficit implicará una mayor carga de la deuda pública (la deuda comparada con la producción del país), situación que eleva el riesgo del país, lo cual hace que los inversionistas exijan más rendimientos.

 Thelmo Vargas, exministro de Hacienda, aboga por ajuste fiscal. | ARCH.
Thelmo Vargas, exministro de Hacienda, aboga por ajuste fiscal. | ARCH.

“En ausencia de financiamiento externo, por ejemplo, por entrada de inversión habrá presión sobre la tasa de interés en el mercado financiero costarricense. También la razón de endeudamiento público subirá, lo que aumenta el riesgo del país, y eso encarece el crédito, tanto para el sector público, como para el privado. Urge una reforma fiscal”, comentó el exministro de Hacienda, Thelmo Vargas.

Para Max Alvarado, director del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas (IICE) de la Universidad de Costa Rica, el déficit fiscal para 2014 estará entre 5% y 6% del PIB, una cifra insostenible.

“La deuda del Gobierno Central, que es de aproximadamente 34% del PIB en el 2015, estará entre 40% y 50% del PIB, nivel que empieza a enviar alertas negativas a la comunidad financiera internacional. El déficit fiscal es el principal desequilibrio de la economía costarricense y el tiempo para resolverlo empieza a agotarse”, advirtió.