Por: Marvin Barquero 7 octubre, 2013

Procter and Gamble (P&G) alzó la voz entre las empresas de servicios en Costa Rica para alertar sobre cómo el alto precio de la electricidad ya afecta la operación de las compañías de ese sector.

Alejandra Cobb, directora asociada de Comunicaciones, de P&G, aseguró que en los últimos dos años han visto entre un 30% y un 40% de aumento de los costos de electricidad.

“Lo más preocupante s no solo es eso, sino que ya dichos costos han alcanzado niveles que van contra la competitividad de Costa Rica y de nuestro operación local”, dijo. Según explicó, están lejos de ser competitivos al compararlos con los de otros países.

Procter and Gamble da empleo a más de 1.500 personas en su centro de servicios, ubicado en Forum, en Santa Ana. | ARCHIVO/CORTESÍA CINDE
Procter and Gamble da empleo a más de 1.500 personas en su centro de servicios, ubicado en Forum, en Santa Ana. | ARCHIVO/CORTESÍA CINDE

P&G tiene un centro de servicios en Costa Rica que brinda soporte para todas sus operaciones latinoamericanas.

“Estamos viendo con gran preocupación cómo el costo de la electricidad ha venido creciendo desmedidamente en los últimos años. No solo afecta a (las empresas de) manufactura sino a servicios. Este sector representa más del 5% del PIB (producto interno bruto) y es muy dinámico. La estructura de costos de las empresa de servicios se ven muy afectadas por los costos de la energía o telecomunicaciones. Son intrínsecos de la operación de nosotros”, manifestó.

Cobb no dio cifras por ser información confidencial de la empresa. “Lo que sí le puedo decir es que Costa Rica actualmente no es competitiva, por mucho diferencia. Al compararla con el promedio regional no es competitiva significativamente”, aseveró.

Según la directora, esa situación atenta en contra cuando se tiene que salir a traer al país más trabajo de valor agregado.