Empresas con presencia en las terminales reportan números positivos

 25 julio, 2015
La terminal del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría dispone de 57 espacios comerciales que ofrecen desde bebidas y alimentos hasta servicios de cuido personal. | ARCHIVO GN/JOSÉ CORDERO.
La terminal del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría dispone de 57 espacios comerciales que ofrecen desde bebidas y alimentos hasta servicios de cuido personal. | ARCHIVO GN/JOSÉ CORDERO.

Ya sea tres, dos o una hora, la espera para abordar un avión se vuelve pesada. Es entonces cuando los comercios dentro de las terminales se convierten en aliados para los pasajeros.

En Costa Rica, las áreas comerciales del Juan Santamaría y el Daniel Oduber están al tope, por lo que para el futuro se prevén ampliaciones que permitirán brindarles a los visitantes ofertas más atractivas.

Las empresas a cargo de las terminales, Aeris Costa Rica y Coriport, respectivamente, ya tienen planes de crecimiento y pretenden avanzar según lo dicten las tendencias mundiales.

La oferta de ambos aeropuertos incluye restaurantes a la carta y comidas rápidas, tiendas al detalle, joyerías, casas de cambio y locales de bisutería.

A estos se suman diferentes establecimientos de renta de autos, agencias bancarias, servicio de concierge de algunos hoteles y tiendas duty free .

En el caso del aeropuerto Daniel Oduber, desde el 2012 habilitaron una zona para el comercio, compuesta por 16 locales.

“El día de hoy las terminales son espacios donde confluyen pasajeros y empresas con una creciente actividad económica, por lo que buscan darle al pasajero una experiencia de viaje única”, explicó Francisco Cordero, gerente general de Coriport, administradora del aeropuerto liberiano.

Entre los planes hacia el futuro en esta terminal, está ampliar la cantidad de locales disponibles.

Por su parte, Rafael Mencía, director ejecutivo de Aeris Costa Rica, administradora del Juan Santamaría, manifestó que los 4.500 metros cuadrados del área comercial están siendo explotados actualmente.

“Algunas empresas representan franquicias internacionales y otras explotan marcas nacionales. Estos están asignados desde dos hasta 450 metros cuadrados y por plazos que van desde 36 a 48 meses”, destacó el representante.

La administradora del aeropuerto reconoce que el comercio dentro de las terminales tiene un rol primordial, por lo que en el marco de su plan maestro, se incluye aumentar la cantidad de locales comerciales.

“Cada vez se apunta más hacia brindarle una experiencia placentera al pasajero mediante la generación de un espacio similar a un centro comercial”, indicó Mencía.

Detrás de los pasajeros. La cadena de comidas rápidas QSR y Britt son dos empresas que tienen presencia en las dos terminales.

En el caso de la primera, empezó a operar dentro de aeropuertos en el 2013, con una inversión de más de $5,5 millones en el Juan Santamaría, y de $250.000 en el Daniel Oduber.

“Nos ha ido muy bien. Ha influido el incremento en las líneas áreas y en la frecuencia de los vuelos”, dijo Luis Diego Peralta, gerente de mercadeo de la firma.

En el caso de la empresa nacional Britt, también tiene presencia en ambos aeropuertos. En el Juan Santamaría cuenta con cinco espacios, mientras en la terminal guanacasteca son cuatro. La oferta en los dos sitios es de tiendas de regalo.