El gobierno italiano busca un comprador para evitar que el grupo quiebre

 24 julio
Ryanair planea ingresar al mercado argentino en 2017 como una aerolínea de bajo costo.
Ryanair planea ingresar al mercado argentino en 2017 como una aerolínea de bajo costo.

Londres.

La aerolínea de bajo costo irlandesa Ryanair, presentó este lunes sus resultados del primer trimestre y anunció haber efectuado una oferta sujeta a condiciones para comprar la compañía aérea Alitalia, deficitaria y bajo tutela gubernamental, codiciada también por otros grupos.

"Hemos hecho una oferta no en firme por Alitalia. Como se trata de la mayor compañía aérea de Italia, es importante que estemos implicados en el proceso", indicó Ryanair en una declaración enviada a la AFP.

Ryanair, primera compañía europea en número de pasajeros transportados, concretó su oferta por la compañía tras haber expresado su interés en junio, señalando que aspiraba a que la compañía se comprometiera a realizar reformas estratégicas fundamentales.

El grupo irlandés no es el único interesado en Alitalia ya que, según los medios italianos, una decena de empresas formularon ofertas sujetas a condiciones.

Entre ellas Etihad Airways, dueño del 49% del capital de Alitalia, y Easyjet, otra compañía de bajo coste.

Las ofertas deberían ser presentadas en octubre. El gobierno italiano busca un comprador para evitar que el grupo quiebre.

Alitalia, que suma pérdidas desde hace años, está bajo tutela desde el 2 de mayo, a pedido de sus accionistas, luego de que el personal rechazara un plan de reestructuración que prevé 1.700 despidos.

Además de este anuncio, Ryanair publicó antes sus resultados para el primer trimestre, marcado por un beneficio neto en alza de 55%. Pero el grupo se mantiene cauto sobre el resto del año debido a la competencia en el sector y a la sombra del Brexit.

El grupo registró un beneficio neto de 397 millones de euros, alimentado, principalmente, por un calendario favorable ya que los tres primeros meses de su ejercicio incluyen, a diferencia del año pasado, las fiestas de Pascua, un periodo favorable al sector aéreo.

El director general de Ryanair, Michael O'Leary, se felicitó de este aumento del beneficio neto pero advirtió de que: "este resultado está deformado por la ausencia de Pascua en el primer trimestre del año pasado".

El contexto pesa sobre la actividad, según el grupo que cita la debilidad de la libra británica desde hace meses, los menores ingresos por las maletas o las consecuencias de los recientes atentados de Manchester y Londres.

En particular, la caída de la libra disminuye mecánicamente los beneficios en el mercado británico, que representa un cuarto de la facturación del grupo, cuyos resultados son publicados en euros.

Ryanair enfrenta, asimismo, una competencia feroz en el cielo europeo, lo que tira para abajo las tarifas y pesa por ende en la rentabilidad.

La compañía espera bajar sus tarifas un 5% en el primer semestre y estima que: "el contexto tarifario seguirá siendo muy competitivo en el segundo semestre".

Ryanair mantiene su previsión prudente de un alza de 8% de su beneficio neto para 2017-2018 que debería situarse entre 1.400 y 1450 millones de euros.