Por: Marvin Barquero 9 agosto, 2013

El mercado está retraído y los clientes pasivos, lo cual afectó las ventas en el primer semestre, afirmaron Joana Meltzer, gerente de Mercadeo de Cemaco, y Daniel Ramírez, encargado de Compras de la librería Lehmann.

En Grupo Monge se mantienen optimistas en cuanto a las ventas. | ARCH.
En Grupo Monge se mantienen optimistas en cuanto a las ventas. | ARCH.

Esa percepción va en línea con la caída del 1% en el comercio durante el primer semestre y con la cautela que están aplicando los negocios al definir el inventario para la próxima época navideña.

Al contrario, y aunque perciben algunos problemas en las ventas, Hugo Pereira, gerente general de Grupo Monge, y Blanca Corrales, gerente comercial de tienda La Gloria, describen un incremento, aunque menor que en otros años, y ven con algún grado de optimismo el segundo semestre.

“El mercado es poco seguro y la gente está escéptica, prefiere esperar qué va a pasar”; con esa misma visión proyectamos las compras para Navidad, dijo Ramírez.

“Al igual que la Cámara de Comercio, vemos con cautela el tema de las ventas, pero por el giro de nuestro negocio estamos optimistas por un aumento a partir del 15 de agosto”, aseguró Meltzer.

Pereira aseguró que en Grupo Monge han tenido crecimiento todo el año, aunque se ha percibido en el ambiente la incertidumbre por la situación económica, de la cual advierte el Banco Central.

Con la visión optimista que da el aumento de ventas se preparan los pedidos y los viajes para obtener el inventario de fin de año, agregó Pereira. “Sin embargo, –señaló– estamos siendo muy atentos a las señales del mercado y al comportamiento del consumidor”.

“Como está la situación del país, es difícil planificar a mediano plazo; el Gobierno dice una cosa y lo que uno percibe del consumidor es otra”, según Corrales.

Agregó que en La Gloria han tenido incrementos en las ventas, aunque no como los de antes. Por eso proyectan un alza de ventas del 5% para la Navidad.