Agencia de inversiones mantiene un panorama negativo de la ciudad

 1 marzo, 2015
Las agencia de inversiones Moody's redujo la calificación crediticia de la alcaldía de Chicago dos niveles por encima del rango más bajo.
Las agencia de inversiones Moody's redujo la calificación crediticia de la alcaldía de Chicago dos niveles por encima del rango más bajo.

Chicago

Las agencia de inversiones Moody's redujo la calificación crediticia de la alcaldía de Chicago dos niveles por encima del rango más bajo, citando las deudas de la ciudad a pensionados, que se encuentran por encima de los $20.000 millones.

La agencia informó que redujo la calificación debido a una deuda de obligaciones generales de $8.300 millones de nivel Baa1 a Baa2 y también mantuvo un panorama negativo para Chicago, indicando que podría ocurrir otra baja de calificación si los recientes esfuerzos para solucionar los problemas de pensiones de la ciudad sobreviven a los desafíos legales.

“Sin importar el resultado de los retos legales a las reformas de pensiones, esperamos que las responsabilidades pensionarias sin fondos de Chicago —y los costos de cumplir con dichas responsabilidades— sigan creciendo, dando un duro golpe a las operaciones financieras de la ciudad ” , señaló la agencia.

Tal anuncio llevó nuevamente el asunto de las pensiones al centro de las campañas electorales por la alcaldía de Chicago. El alcalde Rahm Emanuel se enfrenta al comisionado del condado Cook, Jesús García, en la contienda del 7 de abril luego de no conseguir los votos necesarios para el triunfo el pasado martes, pese a contar con fondos de campaña de millones de dólares y con el apoyo de los líderes empresariales.

La campaña de García afirmó que la baja en la calificación incrementará los costos de préstamo de la cuidad, y los contribuyentes sufrirán de lo que definió como la falta de administración fiscal de Emanuel.

“La reducción de Moody's es una nueva señal de que las prioridades financieras de Emanuel están mal”, dijo el jefe de campaña de García, Andrew Sharp. “Es momento del cambio".

La campaña de Emanuel buscaba poner fuera de lugar la calificación de Moody's resaltando que otros índices financieros reafirmaron la clasificación de bonos de Chicago y citaron los movimientos del alcalde para enderezar las finanzas de la ciudad.

“La medida de Moody's destaca la necesidad de tener un alcalde que esté dispuesto a enfrentar nuestros desafíos de la mano de los habitantes de Chicago, sin distraerlos con retórica vacía”, señaló el vocero de campaña de Emanuel, Steve Mayberry.

El tesorero de la ciudad, Kurt Summers, y Emanuel han realizado un importante progreso en el tema de los desafíos de pensiones sin realizar cargas injustas a los contribuyentes.

Chicago tiene el peor servicio de pensiones entre las grandes ciudades de Estados Unidos, y existe un vacío de caso 20.000 millones de dólares en cuatro cuentas. La legislación aprobada el año pasado busca eliminar un déficit de 9.400 millones de dólares en dos de esos sistemas de pensiones, reduciendo beneficios e incrementando contribuciones tanto de la ciudad como de sus empleados.