Por: Patricia Leitón 29 mayo, 2012

San José (Redacción). El 53% de los habitantes del gran área metropolitana compró, en los últimos 12 meses, un artículo de contrabando, eso representa a unas 800.000 personas, según una encuesta que contrató la Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio a la empresa Unimer y cuyos resultados publicó hoy.

El estudio buscó conocer la percepción de los costarricenses acerca del contrabando y cuantificar la práctica y los artículos adquiridos.

Por contrabando se entiende la introducción de artículos al país sin pagar los impuestos o por medio de una forma ilícita.

En cuanto a la percepción, un 92% de los encuestados señaló que es un negocio no legítimo y que esta práctica afecta a todos: al gobierno porque no recibe los impuestos, a las familias porque introduce productos de mala calidad y les puede afectar la salud y a las empresas porque es comercio desleal, entre otros.

Sin embargo, existe porque por la necesidad de las familias de ahorrar dinero y porque es una fuente de empleo.

Entre quienes han adquirido artículos de contrabando lo que más han comprado es música, perfumes, pantalones, películas, video juegos, camisas, tennis, licor, blusas, cerveza, wisky, ropa y colonias.

La forma más común de comprar bienes de contrabando es por medio de algún amigo, conocido o familiar que trae los bienes al país y la segunda vía más común es en tiendas.

Catherine Reuben, directora ejecutiva, de Amcham, explicò que esta entidad agrupa a unas 400 empresas nacionales y multinacionales, las cuales representan cerca del 80% de las inversión extranjera directa y que resultan perjudicadas con el contrabando.

“Las personas saben, reconocen que el contrabando está asociado a evasión de impuestos, que es ilícito y que es un delito”, explicó Cathalina García, vicepresidenta técnica de Unimer.

Los resultados están disponibles en www.amcham.co.cr

Etiquetado como: