A mayo, cifra alcanzó un 2,2% del PIB

Por: Andrea Rodríguez Valverde 5 agosto, 2014

San José

Una menor recaudación tributaria (8,4% contra 9,7% a may-13) y un menor ritmo de crecimiento en ingresos, son señalados por el Banco Central como la causa a que el déficit acumulado por parte del Gobierno aumentara durante los primeros cinco meses del año.

A mayo, el déficit acumulado por parte del Gobierno alcanzó los ¢580.038 millones, equivalente a 2,2% de la producción interna anual (2,1% el año previo), informó la entidad en su Informe Mensual de Coyuntura Económica con corte a julio pasado.

Contribuyente cancela el impuesto de renta. El SIAT impide a Tributación tener información de pago de impuestos en tiempo real. | ARCHIVO/L. NAVARRO
Contribuyente cancela el impuesto de renta. El SIAT impide a Tributación tener información de pago de impuestos en tiempo real. | ARCHIVO/L. NAVARRO

Según el estudio, el Gobierno registró en mayo ingresos por ¢263 millones y gastos por ¢382 millones, lo que originó un desbalance financiero de ¢118.521 millones.

En contraposición, el resto del sector público no financiero acumuló durante este período un superávit financiero de ¢254.197 millones, superior en casi ¢210.300 millones al registrado a mayo del año anterior. "Lo anterior está asociado al mejor resultado de la mayoría de instituciones públicas contempladas en este sector, pero especialmente, de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE)", se lee en el documento.

Otro de los datos incluídos en el informe señalan que una evolución favorable de la industria de servicios, actividad agrícola, manufactura y construcción, incidieron directamente en que el crecimiento económico haya registrado un crecimiento interanual de 4,2% durante los primeros cinco meses del año.

La entidad cita como ejemplo el que el comercio registró en mayo-2014 una tasa interanual de 4,5%, superior en 0,9 puntos porcentuales a 2013. Durante este periodo, el 78% de los componentes de esta industria mostraron aumentos, en particular, la comercialización de aparatos eléctricos y del hogar como resultado

de mayores estrategias de mercadeo beneficiado el campeonato mundial de futbol.

A su vez, en cuanto a la industria agropecuaria, un crecimiento de la actividad en cultivos como el melón, piña y banano, llevó al sector a reportar una tasa interanual de 6,1%.

En materia de inflación, la entidad recordó que factores ajenos al control monetario y crediticio, entre los que destacan el aumento en algunos precios de servicios no transables regulados (principalmente electricidad), el incremento del tipo de cambio y los precios de bienes transables, en especial combustibles, tienen participación a la hora de calcular el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

En este punto, el Central estableció para este año la meta de inflación en entre un 3% y 5%, sin embargo, para junio ese indicador rondaba el 4,1% y a julio ya alcanzaba el 5,09% (según cifras del INEC).

"Si bien durante el primer semestre del año la inflación general se ubicó dentro del rango objetivo, a partir de marzo ésta se aceleró. Se estima que la mayor presión sobre los precios locales observada a partir de marzo tenderá a disiparse", detalla la autoridad monetaria.