Aumento entre el 2004 y el 2009 fue mayor entre hogares de ingresos medios

Por: Patricia Leitón 12 mayo, 2014

El cambio cultural, la mayor esperanza de vida de las mujeres y la incorporación de ellas en la vida laboral hacen que los hogares con jefatura femenina sigan ganando terreno en el país.

Son varios los estudios que muestran esta tendencia y ahora lo confirman las encuestas nacionales de ingresos y gastos.

En la última Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos, que publicó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) la semana antepasada, los hogares dirigidos por mujeres alcanzaron un 36%, un avance fuerte con respecto al 26% de la encuesta del 2004 y del 17% de 1988.

¿Por qué? Pilar Ramos, coordinadora del Área de Censos y Encuestas del INEC, explicó que la definición que usan los encuestadores para establecer quién es el jefe del hogar tiene como primer criterio que sea la persona o personas consideradas como jefatura por los demás miembros del hogar.

En nuestra sociedad, añadió, todavía prevalece la visión de que la jefatura la debe tener un hombre, pero pueden existir hogares que tienen al frente una pareja y que los miembros de este reconocen como jefe a una mujer.

Gráfico de años de estudio.
Gráfico de años de estudio.

Según la Encuesta de Hogares del 2013, el 22,7% de las jefas de hogar tienen pareja.

Además, una mujer puede quedar con la jefatura por diferentes razones (viudez, divorcio, separación ) y no solo por abandono.

De esta forma, en el incremento puede influir que las mujeres tienen una esperanza de vida mayor que los hombres, que cuando hay separación generalmente ella se queda con los hijos, y a un cambio en la cultura que ya no considera “inconveniente” declarar a una mujer como jefa.

Jorge Vargas, coordinador a.í ., del Estado de la Nación, añadió a la lista de causas los cambios profundos en las estructuras familiares y la mayor incorporación de las mujeres en el mercado laboral.

Pablo Sauma, investigador de la Universidad de Costa Rica, tiene la hipótesis de que la política social selectiva es, en alguna medida, también causante del incremento en esos hogares, pues las posibilidades de obtener beneficios sociales son mayores (bono de vivienda, ayudas en efectivo del IMAS, entre otras). Aclaró que no se puede generalizar.

Grafico de hogares dirigidos por mujeres.
Grafico de hogares dirigidos por mujeres.

Su posición es que, dejando de lado los programas sociales selectivos diseñados especialmente para atender a mujeres jefas de hogar, necesarios para atender su problemática específica, en los demás se debe eliminar el sesgo pro mujer jefa, y los recursos deben ser asignados acorde a la importancia relativa de cada tipo de hogar dentro del total y en ello se debe incluir a personas con discapacidad y población adulta mayor.

Rosa Rivera, una jefa de hogar de Santa Rosa de Pocosol, en San Carlos, considera que las jefas de hogar son más porque muchos esposos o compañeros se comportan con mucha irresponsabilidad y se despreocupan por el hogar.

“Se atienen a que la mujer trabaja para hacer a un lado sus obligaciones. Además, muchas mujeres prefieren no tener compañero antes que tener que sufrir agresión física y verbal”, comentó Rivera.