Empleo de baja calidad cayó de 46% a 43% en los últimos cuatro trimestres

Por: Patricia Leitón 11 noviembre, 2016

El retiro de mujeres del mercado laboral es el principal factor que explica la reducción en el empleo informal en Costa Rica.

En ello coinciden María Luz Sanarrusia, encargada de la Encuesta Continua de Empleo, Juan Diego Trejos, investigador de la Universidad de Costa Rica y Natalia Morales, investigadora del Estado de la Nación.

El empleo informal incluye a trabajadores cuyo patrono no les paga seguro o personas independientes que no tienen registrado su negocio o no llevan una contabilidad formal.

Son casi 842.000 personas que en nuestro país laboran en esas condiciones, de las cuales 38% son mujeres y 62% hombres.

Este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) publicó los resultados del mercado laboral al tercer trimestre de este año, medidos con la Encuesta Continua de Empleo.

Entre los hallazgos, el desempleo se mantiene sin cambios significativos y alcanzó al 9,7% de los trabajadores.

Según dichos resultados, el porcentaje de personas que laboran en el sector informal bajó de 46% en el tercer trimestre del 2015, a 43% en el mismo periodo del 2016, eso implica unas 100.000 personas menos con labores de este tipo, de las cuales cerca de 67.000 son mujeres.

Vendedoras ambulantes en las afueras del hospital San Juan de Dios. Cerca de 322.000 mujeres laboran en el sector informal. | ALONSO TENORIO/ARCHIVO
Vendedoras ambulantes en las afueras del hospital San Juan de Dios. Cerca de 322.000 mujeres laboran en el sector informal. | ALONSO TENORIO/ARCHIVO

No obstante, los trabajadores formales apenas subieron en 9.000 personas en ese periodo.

El retiro de personas del mercado laboral se nota en la baja en las tasas de participación (indican el porcentaje de personas que trabajan o buscan empleo respecto al total mayor de 15 años), especialmente de mujeres.

Sanarrusia explicó que las mujeres que salieron del mercado laboral son principalmente las que trabajan pocas horas, las que no tienen seguridad social y las que no separan las cuentas del negocio con las del hogar.

Morales añadió que también hay una reducción en las empleadas domésticas.

Más se retiran
Más se retiran

Para Trejos, la salida de domésticas preocupa porque implica problemas en los ingresos de hogares de estratos medios.

El Ministerio de Trabajo, señaló mediante un comunicado de prensa, los esfuerzos que se realizan para formalizar servidores.

Indicó que en octubre pasado se firmó el Acuerdo Tripartito para la Implementación de la Recomendación 204 de la Organización Internacional del Trabajo sobre la Transición de la Economía Informal a la Economía Formal en Costa Rica, el cual pretende promover la formalidad.

Además, la Caja Costarricense de Seguro Social analiza varias medidas para la formalización de las empleadas domésticas, entre ellas bajar a la mitad la base mínima contributiva que se toma como referencia para cobrar las cargas sociales.

El ministro de Trabajo, Carlos Alvarado, consideró la baja en la informalidad positiva, pero para Morales al considerar las razones, no lo es.

“Desde el Ministerio de Trabajo hemos venido trabajando por velar porque los costarricenses tengan un empleo decente, pero también que los empleos que se produzcan respeten los derechos de las personas trabajadoras. Estos números son un aliciente para seguir trabajando en esa dirección”, señaló Alvarado.

Etiquetado como: