19 marzo, 2015

Washington y San José. EFE y Redacción La Reserva Federal (FED) ve poco probable que el aumento de tasas de interés se produzca en abril, por lo que el eventual ajuste quedaría postergado al menos hasta junio.

Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal, en conferencia de prensa ayer. | AFP
Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal, en conferencia de prensa ayer. | AFP

La presidenta de la FED, Janet Yellen, dijo ayer que el alza de las tasas en Estados Unidos no necesariamente tiene que ser en junio, pero tampoco lo descartó; lo anterior, luego del final de la reunión de dos días del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal.

En las últimas reuniones de este órgano encargado de dirigir la política monetaria de Estados Unidos, su comunicado final siempre aseguraba que se mantenía “paciente” ante una anticipada subida de tasas de interés. Sin embargo, ayer se eliminó ese término.

Por ello, la inminente subida de tasas de interés de referencia se debatirá en cada encuentro futuro. La Reserva mantiene su tasa de referencia entre cero y 0,25% desde el 2008.

Según un reporte del puesto de bolsa Aldesa, la FED aún se muestra cauta con el momento para comenzar a subir los intereses. Este tipo de noticias son positivas para Costa Rica, aunque ya colocó la última emisión de eurobonos, debido a que mantendría el apoyo al crecimiento económico de EE. UU., y las condiciones de liquidez en los mercados, resaltó.

Entre tanto, el banco central estadounidense aseguró que el crecimiento económico se ha ralentizado en cierta magnitud y rebajó sus previsiones para el 2015 a entre el 2,3% y el 2,7%, frente a la horquilla del 2,6% y el 3% que había estimado en diciembre pasado.

Pese a ello, los mercados de Nueva York acogieron con optimismo el comunicado de la FED, con subidas que compensaron las pérdidas que habían registrado en la mañana.

Los gobernadores que componen el Comité de Mercado Abierto de la FED también se mostraron satisfechos por las mejoras registradas en el mercado laboral, y razonablemente confiados en que la inflación volverá a su objetivo del 2% a mediano plazo.

El desempleo cerró en febrero en un 5,5 %, una cifra no vista desde mediados del 2008, pero la inflación se situó ese mes en una tasa interanual del 0,7%, muy lejos del objetivo de la FED.