Las enviadas a Nicaragua registraron alza de 10% en ese periodo

Por: Patricia Leitón 19 julio

San José

El ingreso de remesas a Costa Rica provenientes de Estados Unidos, que creció poco o decreció en los años 2014, 2015 y 2016, muestra un repunte en el primer trimestre de este año.

El Banco de Costa Rica ha mostrado un crecimiento continuo en el servicio de remesas familiares, informó la entidad.
El Banco de Costa Rica ha mostrado un crecimiento continuo en el servicio de remesas familiares, informó la entidad.

Según los datos que publica el Banco Central, como parte de la balanza de pagos trimestral (la cual registra las transacciones de Costa Rica con el resto del mundo), el ingreso de remesas total del país en el primer trimestre alcanzó $127 millones, de los cuales $99 millones provienen de Estados Unidos y $28 millones de otros países.

El monto proveniente de Estados Unidos es un 6,7% mayor que el recibido en el primer trimestre del 2016.

Esta es la mayor tasa de crecimiento desde el cuarto trimestre del 2013. No obstante, si se ve la tendencia de los montos a mediano plazo (desde el cuarto trimestre del 2012), hay una leve tendencia hacia la baja.

En el caso de las remesas enviadas, el Banco Central reportó un envió total de $84 millones en el primer trimestre del año, de los cuales $66 millones fueron hacia Nicaragua, $9 millones a Colombia y el resto a otros países.

Las remesas enviadas a Nicaragua en el primer trimestre del 2017 fueron 10% mayores que las registradas en el mismo periodo del 2016.

A mediano plazo (desde el cuarto trimestre del 2012), los montos de los envíos al país del norte muestran una leve tendencia al alza.

Los bancos Costa Rica y Nacional reportaron un incremento de este negocio en el primer trimestre de este año.

Remesas de EE. UU. a Costa Rica.
Remesas de EE. UU. a Costa Rica.

En el Banco de Costa Rica, Sergio Sevilla, gerente de Remesas, informó que en el primer trimestre del 2017 el monto transado en envíos aumentó un 36% respecto a igual periodo del 2016, y los pagos provenientes de Estados Unidos subieron un 25%.

"El Banco Nacional, para el primer trimestre del 2017 versus el 2016 en el tema de remesas familiares, presentó un incremento en recaudación de 21,94%", comentó Jorge Agüero, director general de la subgerencia general de Desarrollo y Personas del Banco Nacional.

Interpretaciones

Las remesas son los envíos de dinero que hacen los extranjeros a su país de origen, los cuales son difíciles de medir pues no siempre se realizan por medios formales.

Según el documento "Las remesas hacia América Latina y el Caribe 2015-2016: acelerando su crecimiento", del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos, para entender los cambios en las remesas se deben analizar las tendencias migratorias, del empleo y de los salarios de los principales destinos migratorios.

El economista Oswald Céspedes, investigador de este tema, centró su atención en la tendencia a mediano plazo que muestra una reducción, y señaló que puede haber varias hipótesis, entre las que están la situación más difícil para los emigrantes viviendo en Estados Unidos o la menor llegada de migrantes a ese país.

"En el caso de Nicaragua, habría que ver si las estadísticas de migrantes refuerzan la hipótesis de que haya mayor cantidad de migrantes en Costa Rica, generando mayor cantidad de remesas hacia Nicaragua, o que con la misma cantidad de migrantes el promedio de remesas enviadas a Nicaragua haya mejorado (o se hayan enviado en promedio más remesas por canales formales que son registrados en las estadísticas del Banco Central)", comentó Céspedes.

Según los datos brindados por la Dirección de Migración, en el primer trimestre del 2017 se registró un ingreso neto (entradas menos salidas) de 34.864 nicaragüenses a Costa Rica, un aumento de 2% respecto al resultado del primer trimestre del año anterior. Por lo tanto, el aumento en el envío de remesas parece estar más relacionado con una mejora en el ingreso.

En el Censo 2011, que realizó el Instituto Nacional de Estadística y Censos, se reportaron 156.000 trabajadores nicaragüenses en Costa Rica. De ellos, la mayoría se ubicaba en la agricultura, el empleo doméstico, el comercio al por menor, la construcción, el servicio de alimento y bebida, la elaboración de productos alimenticios y las actividades de investigación y seguridad.

Según la información que publicó el Banco Central sobre el desempeño de la producción al primer trimestre, la actividad agropecuaria presenta una desaceleración por el impacto negativo del huracán Otto de finales del 2016, mientras que el comercio se desacelera pero crece.

No obstante, la construcción de proyectos residenciales y no residenciales presenta un comportamiento positivo, así como el transporte, lo cual puede beneficiar el ingreso de los nicaragüenses en Costa Rica.

Este año, el Banco Central realiza un nuevo estudio sobre remesas con base en encuestas, el cual permitirá arrojar más detalle sobre el tema.

Etiquetado como: