Entre el 2014 y el 2016, la recolección pasó de 2,1% a 2,5% de la producción

Por: Patricia Leitón 19 agosto, 2016

El Ministerio de Hacienda logró que la recaudación del impuesto sobre la renta aumentara más que la producción y la institución lo atribuyó a nuevas medidas para el control del pago.

La recolección del impuesto a las utilidades en los primeros siete meses del año pasó de representar un 2,1% de la producción, en el 2014, a un 2,5% en el 2016.

A medida que crece la producción es de esperar que las empresas vendan más y aumenten sus utilidades y pagan más del tributo. Cuando se logra aumentar la recaudación por encima de la producción es señal de que se están pagando montos que antes no se cancelaban.

El director general de Tributación, Carlos Vargas, explicó los nuevos cruces de información en la conferencia de prensa. A su lado (izquierda), el ministro de Hacienda, Helio Fallas. | JEFFREY ZAMORA
El director general de Tributación, Carlos Vargas, explicó los nuevos cruces de información en la conferencia de prensa. A su lado (izquierda), el ministro de Hacienda, Helio Fallas. | JEFFREY ZAMORA

Los 0,4 puntos porcentuales de la producción de recaudación adicional son un monto importante si se compara con el 0,56% de la producción que Hacienda estima que generaría, en el primer año, el Proyecto de Ley de Impuesto sobre la Renta.

El ministro de Hacienda, Helio Fallas, atribuyó el resultado a los controles que han establecido, como el sistema ATV (Administración Tributaria Virtual), que permitió aumentar el número de contribuyentes. Este jueves, la entidad anunció un nuevo sistema de cruce de datos que permitió detectar falsos proveedores.

El exministro de Hacienda, Thelmo Vargas, opinó que si la mejora en el impuesto sobre la renta es sostenible es una buena noticia, pero habrá que analizar si lo es o si se trata de acciones que solo operaron por una vez.

Fallas suministró los datos en una conferencia en la cual brindó los resultados fiscales de los primeros siete meses del año, donde se logró bajar el déficit financiero del Gobierno (exceso de gastos totales sobre ingresos totales) de 3,2% de la producción, en el 2015, a 2,6% de la producción, en el 2016.

Fallas advirtió de que pese a los resultados, los esfuerzos son insuficientes, porque parte del presupuesto se financia con deuda y persiste el déficit primario (exceso de gastos sin intereses menos los ingresos totales), situación que puede afectar la calificación del país.

El exministro de Hacienda, Francisco de Paula Gutiérrez, calificó de positivo el resultado de renta, pero coincidió con Fallas en que es insuficiente.

“El déficit no solo se genera por el nivel de ingresos sino también por los gastos. Con una normalización de la tasa de inflación hacia los niveles contemplados en el Programa Macroeconómico del Banco Central (3% anual), vamos a ver mayores presiones sobre los gastos (remuneraciones e intereses), por lo que, además de avanzar en la búsqueda de nuevos ingresos, será importante atacar los factores estructurales que inciden en el gasto”, dijo.

Etiquetado como: