Empresarios piden que se implementen reformas en cinco áreas que consideran fundamentales: infraestructura, finanzas, comercio, capital humano y transparencia

 19 septiembre, 2014

Cairns (Australia)

Christine Lagarde, del FMI, escucha la inauguración de la reunión de ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales del G20.
Christine Lagarde, del FMI, escucha la inauguración de la reunión de ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales del G20.

Los empresarios del G20, conocidos como B20, dijeron hoy que sus recomendaciones propuestas a este foro y el cierre de la brecha en las infraestructuras contribuirán a inyectar unos $9,4 billones adicionales al PIB mundial.

"Si se implementan cuatro de las 20 recomendaciones comerciales, se puede añadir unos $3,4 billones al PIB y 50 millones de puestos de trabajos vinculados al comercio a la economía mundial", dijo Richard Goyder, presidente del B20 Australia.

Goyder, director gerente de Wesfarmers, también dijo que el cierre de la brecha en las infraestructuras mundiales también pueden generar otros 100 millones de empleo y $6 billones.

El empresario australiano hizo estas declaraciones durante la reunión de ministros de Economía y presidentes de los bancos centrales del G20, que busca impulsar el crecimiento económico mundial en un 2% por encima de las previsiones hasta el 2018.

El B20 pide que se implementen reformas en cinco áreas que consideran fundamentales para superar el objetivo de crecimiento trazado por el G20: las infraestructuras, las finanzas, el comercio, el capital humano y la transparencia.

El grupo de empresarios insistió en pedir más "ambición" a los líderes del G20 en abordar las reformas necesarias para impulsar la economía y la creación de empleo.

El llamamiento tuvo lugar después de que la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) rebajara sus previsiones de crecimiento para varios miembros del G20, en especial la eurozona y Japón.

Los miembros del G20 son la Unión Europea, el G7 (Estados Unidos, Canadá, Japón, Alemania, Reino Unido, Italia y Francia) , Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México, Rusia, Suráfrica y Turquía. España acude a las reuniones como país invitado desde 2010.