Por: Patricia Leitón 9 abril, 2016
El sector agrícola se recupera. | ALBERT MARÍN/ARCHIVO
El sector agrícola se recupera. | ALBERT MARÍN/ARCHIVO

La actividad económica creció un 5,36% en febrero pasado con respecto al mismo mes del 2015, de acuerdo con la medición del índice mensual de actividad económica (IMAE), que publicó ayer el Banco Central.

Un resultado tan positivo no se presentaba desde mayo del 2012.

El Banco Central atribuyó el resultado al mayor ritmo de crecimiento de la mayoría de industrias y, en especial, de las actividades agropecuaria y manufacturera, que reversaron las tasas negativas registradas en la mayor parte del año previo, según publicó en su página web.

La industria manufacturera registró en febrero un crecimiento interanual de 6,9% (-1,8% un año antes), como resultado de la mayor producción de las empresas tanto de los regímenes especiales como del definitivo, con base en los comentarios de la entidad.

La actividad agropecuaria, en tanto, creció 1,3% (-3,3% en febrero del 2015), acumulando dos meses con variaciones interanuales positivas. Ese comportamiento está asociado principalmente a la mayor producción exportable de piña, banano, melón, café y leche.

El Banco también destacó la caída de 4,1% en la construcción; no obstante, dijo que eso se debe a que en el 2015 finalizó el Proyecto Hidroeléctrico Reventazón-Cachí y en el 2016 no existe un proyecto de igual magnitud que lo sustituya.

Sobre los resultados, la economista Shirley Saborío explicó que en el 2015 todavía se reflejó en este indicador la salida de la planta de producción de Intel; por lo tanto, este año se compara contra una base menor, lo cual contribuye al aumento.

“Sin embargo, efectivamente, la disminución en el precio de algunos commodities (materias primas) y los bajos niveles de interés han ayudado para mejorar el ritmo de crecimiento. Aunque efectivamente es una condición muy vulnerable a la situación externa, y a la interna si el déficit fiscal se financia internamente”, opinó Saborió.

Etiquetado como: