Medios para movilizarse experimentan leve alza, luego de varios meses de caídas

Por: Patricia Leitón 8 febrero

San José

Los tiempos de caídas en los precios del transporte y los alimentos, los dos rubros más importantes en el presupuesto de los hogares nacionales, parece que comienzan a pasar.

El costo del chile dulce subió un 45% entre enero del 2016 y enero del 2016 y el del repollo un 12%.
El costo del chile dulce subió un 45% entre enero del 2016 y enero del 2016 y el del repollo un 12%.

Los alimentos y bebidas no alcohólicas representan un 18,6% del gasto promedio del hogar y el transporte un 13,6%, según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos del 2013.

Los resultados del índice de precios al consumidor hasta enero de este año muestran un sector transporte que comienza a ser más caro este 2017 respecto al año pasado, situación que no sucedía en los meses anteriores.

En enero, por ejemplo, el costo del transporte fue levemente mayor al de enero del año anterior, un incremento de 0,3%; un comportamiento diferente al que tuvo en el segundo semestre del 2016 donde generalmente resultaba más barato que en el mismo periodo del año anterior.

En el costo del transporte influye, principalmente, el incremento en los precios de los combustibles, producto de las alzas en las cotizaciones internacionales del petróleo.

Para el economista Alberto Franco, la época de los precios baratos del combustible pasó.

“Esa época paso y esperamos observar precios de combustibles más altos este año, y también un poco más de inflación, explicada esta última, en parte, por el efecto de esos mayores precios de combustibles, y también posiblemente del mayor precio algunas otras importaciones que se utilizan en la producción local de bienes finales que consumimos regularmente”, comentó.

El incremento en el valor del dólar también encarece los productos importados, como los combustibles.

Este martes 7 de febrero el Instituto Nacional de Estadística y Censos publicó los datos del índice de precios al consumidor, donde se observa un aumento del 0,57% en enero respecto a diciembre del 2016, y de 0,66% en la variación interanual.

Alimentos moderan las bajas. En el caso de los alimentos, el grupo todavía registra bajas respecto a los mismos meses del año pasado, pero cada vez menores. En enero por ejemplo, este grupo registró una caída de -0,4% respecto al mismo periodo del año anterior, que fue menor al -1,1% de diciembre del 2016 respecto a igual periodo del año anterior y a la de -2,3% de noviembre.

En alimentos influye especialmente el alza que registran algunos productos agrícolas como el tomate, la vainica, el aguacate y el chile dulce, entre otros.

Por ejemplo, el costo del chile dulce subió 45% entre enero del 2016 y enero del 2017, el del tomate un 18%, el del aguacate un 12%, entre otros.

Juan Rafael Lizano, presidente de la Cámara de Agricultura, explicó que este un mercado libre que se rige por la oferta y la demanda. En época de verano, añadió, generalmente la producción se reduce, pero en este año también afectó la ceniza.

Lizano espera que en este verano los precios del tomate, por ejemplo, sean mayores que en el del año anterior pues el área sembrada se redujo.

Etiquetado como: