Precio del Monex terminó en ¢537,54 , el de referencia de compra en ¢531,94 y el de referencia de venta en ¢544,87

Por: Patricia Leitón 30 diciembre, 2015

San José

El precio del dólar terminó su primer año en el sistema de flotación administrada con poca variabilidad.

Para los próximos 12 meses los analistas que participan en la encuesta del Banco Central esperan una devaluación promedio de 1,7%.
Para los próximos 12 meses los analistas que participan en la encuesta del Banco Central esperan una devaluación promedio de 1,7%.

El precio promedio de la divisa en el mercado mayorista concluyó el 2016 en ¢ 537,54 , con un incremento de ¢3,84 respecto al 15 de diciembre, fecha en la cual generalmente baja debido a que las empresas cambian dólares por colones para el pago del impuesto sobre la renta y sobre las ventas.

En ventanilla, el precio de la divisa terminó el año en ¢ 531,94 la referencia para la compra y en ¢ 544,87 la referencia para la venta. En el caso de compra registró un aumento de ¢5,67 respecto al 15 de diciembre y el de venta de ¢6,17.

Durante el año el valor más bajo que alcanzó el precio promedio de la divisa en el mercado mayorista fue de ¢531,81 el 16 de abril y el más alto en ¢540,49 el 28 de diciembre. El promedio del año fue de ¢535,94.

Este fue el primer año con un sistema de flotación administrada en el cual ya no hay límite superior e inferior como sucedió entre el 2006 y el 2014.

El economista Hermann Hess comentó que hubo varios factores que contribuyeron a la estabilidad en este primer año de flotación.

“El primer año de flotación ha sido favorecido por la relativa estabilidad y bajos niveles de las tasas de interés en el ámbito internacional, a su vez asociadas con el continuado estancamiento o desaceleración de las principales economías; así como los bajos precios del petróleo”, explicó.

En este primer año, el Banco Central tuvo un papel importante para evitar que el precio de la divisa registrara grandes fluctuaciones.

Por ejemplo, ante el exceso de divisas que se generó por la caída en el precio del petróleo, entre otros, la entidad compró divisas para evitar una caída en el precio.

Al 23 de diciembre del 2015 las compras de divisas bajo el programa de adquisición de Reservas Monetarias Internacionales incorporado en la aprobación del Programa Macroeconómico 2015-16, sumó $697,10 millones de un máximo de $800 millones que se previó para el 2015 y el 2016.

La entidad también intervino comprando y vendiendo divisas al sector público y luego negociándolas en el mercado mayorista para evitar también fuertes fluctuaciones.

Perspectivas 2016. Para el próximo año, se espera que se mantenga la estabilidad, según se desprende de la Encuesta de Expectativas de Devaluación que publica el Banco Central, donde la devaluación esperada para los próximos 12 meses es de 1,7%.

El expresidente del Banco Central, Jorge Guardia estima una devaluación del 2% para el 2016.

La economista Edna Camacho, explicó que hay factores que ayudarían a que el precio del dólar baje el próximo año, otros que estimularían un alza y otros inciertos.

Los que ayudarían a la baja serían un repunte en las exportaciones que aumentaría el ingreso de divisas al país, la inversión que realiza la empresa APM Terminals en Limón que también implicaría más entrada de dólares y que al Banco Central ya le queda poco remanente del programa de reservas por $800 millones que anunció para el 2015 y 2016, por lo tanto ya no podría comprar tantas divisas para evitar que el precio baje como lo hizo este año.

Los factores que estimularían un alza en la divisa son una menor liquidez internacional y una menor entrada de capital al país como efectos de la política monetaria que sigue la Reserva Federal de Estados Unidos, aunque es gradual.

Los elementos inciertos son el rumbo que siga el precio del petróleo y si el Gobierno consigue o no financiamiento externo para atender el faltante fiscal.

El precio del dólar terminó su primer año en elsistema de flotación administrada con poca variabilidad.

El precio promedio de la divisa en el mercadomayorista concluyó el 2016 en ¢XX, con un incremento de ¢5,XX respecto al 15 dediciembre, fecha en la cual generalmente baja debido a que las empresas cambiandólares por colones para el pago del impuesto sobre la renta y sobre lasventas.

En ventanilla, el precio de la divisa terminó elaño en ¢XX la referencia para la compra y en ¢XX la referencia para la venta. Enel caso de compra registró un aumento de ¢XX respecto al 15 de diciembre y elde venta de ¢XX.

Durante el año el valor más bajo que alcanzó elprecio promedio de la divisa en el mercado mayorista fue de ¢531,81 el 16 deabril y el más alto en ¢540,49 el 28 de diciembre. El promedio del año fue de ¢535.

Este fue el primer año con un sistema de flotaciónadministrada en el cual ya no hay límite superior e inferior como sucedió entreel 2006 y el 2014.

Eleconomista Hermann Hess comentó que hubo varios factores que contribuyeron a laestabilidad en este primer año de flotación.

“ El primer año de flotación ha sido favorecido por la relativaestabilidad y bajos niveles de las tasas de interés en el ámbito internacional,a su vez asociadas con el continuado estancamiento o desaceleración de lasprincipales economías; así como los bajos precios del petróleo”, explicó.

En este primer año, el Banco Central tuvo unpapel importante para evitar que el precio de la divisa registrara grandesfluctuaciones.

Por ejemplo, ante el exceso de divisas que segeneró por la caída en el precio del petróleo, entre otros, la entidad compró divisaspara evitar una caída en el precio de la divisa.

Al 23 dediciembre del 2015 las compras de divisas bajo el programa de adquisición deReservas Monetarias Internacionales incorporado en la aprobación del ProgramaMacroeconómico 2015-16, sumó $697.10 millones de un máximo de $800millones que se previó para el 2015 y el 2016.

La entidadtambién intervino comprando y vendiendo divisas al sector público y luego negociándolasen el mercado mayorista para evitar también fuertes fluctuaciones.

Perspectivas2016. Para el próximo año, se espera que se mantenga la estabilidad, según sedesprende de la Encuesta de Expectativas de Devaluación que publica el BancoCentral, donde la devaluación esperada para los próximos 12 meses es de 1,7%.

Elexpresidente del Banco Central, Jorge Guardia estima una devaluación del 2% parael 2016.

Laeconomista Edna Camacho, explicó que hay factores que ayudarían a que el preciodel dólar baje el próximo año, otros que estimularían un alza y otrosinciertos.

Los queayudarían a la baja serían un repunte en las exportaciones que aumentaría elingreso de divisas al país, la inversión que realiza la empresa APM Terminalsen Limón que también implicaría más entrada de dólares y que al Banco Centralya le queda poco remanente del programa de reservas por $800 millones queanunció para el 2015 y 2016, por lo tanto ya no podría comprar tantas divisaspara evitar que el precio baje como lo hizo este año.

Losfactores que estimularían un alza en la divisa son una menor liquidezinternacional y una menor entrada de capital al país como efectos de lapolítica monetaria que sigue la Reserva Federal de Estados Unidos, aunque esgradual.

Loselementos inciertos son el rumbo que siga el precio del petróleo y si elGobierno consigue o no financiamiento externo para atender el faltante fiscal.

Etiquetado como: