Universidad Nacional propone reducir la informalidad para fortalecer al régimen básico

Por: Patricia Leitón 26 junio

San José

Los trabajadores del sector comercio, construcción, agricultura y servidores domésticos son los más difíciles de alcanzar por el régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

En el sector agrícola habían, en el 2015, casi unos 90.000 trabajadores sin seguro, según el estudio de la Universidad de Costa Rica. Foto con fines ilustrativos.
En el sector agrícola habían, en el 2015, casi unos 90.000 trabajadores sin seguro, según el estudio de la Universidad de Costa Rica. Foto con fines ilustrativos.

Según el estudio actuarial que realizó la Universidad de Costa Rica (UCR), publicado en diciembre pasado sobre el seguro del IVM, en el 2015 sólo en estos cuatro sectores unos 384.000 trabajadores ocupados no cotizaban para una pensión del régimen básico, de los casi 620.000 que estiman que no cotizan.

Actividades con más trabajadores sin seguro.
Actividades con más trabajadores sin seguro.

Estos cuatro grupos son, según Natalia Morales, investigadora del Estado de la Nación, el "núcleo duro de la seguridad social", según señalaron en su informe sobre el Estado de la Nación número 20.

El 15 de junio pasado el Observatorio de la Coyuntura Económica y Social de la Escuela de Economía de la Universidad Nacional emitió un comunicado en el cual señala que una vía para fortalecer al régimen del IVM es crear empleos de calidad con medidas como la reducción en la informalidad laboral.

Además, proponen una mayor participación económica de las mujeres, una estrategia de creación de empleos a nivel nacional que apunte hacia sectores de alto valor agregado y con encadenamientos en la estructura productiva del país.

En diciembre pasado, la Universidad de Costa Rica (UCR) publicó un estudio en el cual advierte que si no se toman medidas pronto el sistema de pensiones básico entraría en crisis a partir de 2030 y en junio pasado la Junta Directiva de la CCSS aprobó elevar la cotización de los trabajadores del régimen en un punto porcentual. El primer medio punto rige a partir del próximo 1° de julio y el segundo medio punto el 1! de enero del 2018.

Para Diego Zárate, investigador del Observatorio, la medida tomada por la junta directiva de aumentar en un punto porcentual la contribución del sector laboral busca atenuar el menor crecimiento de la masa salarial, pero es indispensable que se acompañe de otras medidas de carácter interinstitucional, como la reducción en la informalidad laboral.

Para el Observatorio hay dos grandes líneas de mejora: por un lado están los trabajadores que laboran para empresas que tienen capacidad financiera para pagar los derechos y es donde la inspección laboral del Ministerio de Trabajo tiene un papel importante y por otro las formas de organización empresarial que no pueden pagar y que requieren una normativa específica, como el caso doméstico.

No es fácil aumentar la cobetura

Para Morales, si bien se sabe que medidas como éstas son necesarias, lo difícil es el cómo.

Morales explicó que estos son sectores de muy baja productividad, donde muchos perciben ingresos muy bajos, por debajo del salario mínimo, que tienen empleos inestables, temporales o estacionales, muchos son cuenta propia o son trabajadores de micro, pequeñas y medianas empresas por lo que la base contributiva mínima para asegurarse es muy alta para los ingresos que perciben. VEA entrevista.

Para Rodrigo Arias, actuario de la Universidad de Costa Rica y uno de los autores del estudio, si se lograra que ingresaran 200.000 nuevos trabajadores a cotizar, eso generaría ingresos equivalentes a un 1% de la masa salarial, unos ¢100.000 millones. Actualmente los ingresos del IMV son equivalentes a un 8,5% de la masa salarial.

Eso si se supone que ingresen con salarios parecidos a los actuales, pero si se considera que quienes ingresarían lo harían con un ingreso más bajo entonces no aportarían tanto.

"Todo eso es importante, pero que eso reemplace tener que ajustar las tarifas no es posible", opinó Arias.

Morales y el Observatorio coinciden en que la medida, que entraría a regir este año, mediante la cual se reduce a la mitad la base contributiva de las empleadas domésticas ayudaría a aumentar la cobertura en este sector.

No obstante, explicó el Observatorio en una respuesta escrita, "en muchos casos estos servicios se contratan solo por unas horas a la semana o al día, (un 70% según la CCSS) por lo que una misma empleada doméstica trabaja para dos o tres familias en diferentes horarios. Sobre este tema la CCSS ha venido trabajando, al menos, desde el 2016, para permitir aseguramiento en estos casos, lo cual tendría un impacto significativo en el aumento de la cobertura, hasta el 50% de las empleadas domésticas, según datos de la CCSS", señaló el Observatorio.

Etiquetado como: