Indicador interanual aumentó de 2,33% en octubre, a 2,49% el mes pasado.

Por: Patricia Leitón Hace 6 días

La inflación, medida por el índice de precios al consumidor, continuó su camino al alza en noviembre cuando el indicador interanual (de noviembre del 2017 respecto a noviembre del 2016) aumentó a 2,49%.

Dispensadores de los diferentes combustibles en la bomba SICSA en Tibás. La gasolina bajó 3,72% en noviembre. Foto: Albert Marín.
Dispensadores de los diferentes combustibles en la bomba SICSA en Tibás. La gasolina bajó 3,72% en noviembre. Foto: Albert Marín.

Después de mantenerse durante dos años y medio por debajo del 2%, la inflación interanual en octubre subió a 2,33% y en noviembre a 2,49%.

El resultado se mantiene dentro del rango meta del Banco Central, que es entre 2% y 4%; no obstante, para evitar que se le salga de control la entidad ajustó el jueves 30 de noviembre su tasa de política monetaria.

Con esta medida el Banco Central espera frenar el consumo y con ello bajar la presión sobre los precios, y además hacer más atractivo los ahorros en colones frente a los dólares, lo cual evita presiones sobre el tipo de cambio.

En noviembre, las expectativas de inflación para los próximos 12 meses alcanzaron un 3,4%.

Solo en el mes de noviembre el indicador aumentó 0,16%. Durante ese mes los bienes y servicios que mostraron un mayor efecto positivo fueron: papa, cebolla y tomate. Por otra parte, gasolina, culantro y bebidas gaseosas figuraron entre los principales con mayor efecto negativo.

Para Roxana Morales, coordinadora del Observatorio de la Coyuntura Macroeconómica de la Universidad Nacional, la inflación posiblemente continúe su tendencia alza.

Argumentó que el índice de precios al productor de la manufactura (IPP-MAN) viene en constante aceleración en el último año y alcanzó en noviembre 2017 una variación interanual de 3,11%.

“Este índice funciona como indicador adelantado de la inflación, ya que si los costos de producción están subiendo, es muy probable que en los próximos meses ese mayor costo se traslade al precio final de los bienes y servicios, en el país, y por tanto sobre el indicador de inflación medido por el índice de precios al consumidor", aseveró Morales.

"En este sentido, la evolución actual de este indicador permite prever que la inflación en el país muy probablemente continúe su tendencia hacia el alza en los próximos meses”, comentó esta economista.

Añadió que es posible que la inflación culmine el 2018 cercana al 2,5%.

Por su parte, Max Alberto Soto, economista y exdirector del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas (IICE), destacó que el resultado observado no causa sorpresa y que para el final de año se mantiene cerca de las proyecciones de este centro, que son de entre 2% y 3%, lo cual, afirma, es razonable.

“No veo presiones inflacionarias por el lado externo; las materias primas y precios del petróleo han oscilado dentro de lo que se esperaba y tampoco hay presiones en la demanda interna”, opinó Soto.

Etiquetado como: