25 marzo, 2014

Nueva York (EFE).

La confianza de los consumidores estadounidenses en la evolución de la economía y de su situación financiera personal mejoró en marzo tras el descenso de febrero, según informó este martes The Conference Board.

El índice de confianza que elabora esta entidad privada de análisis a partir de encuestas se situó este mes en 82,3 puntos, frente a los 78,3 de febrero, y por encima de los 78,4 puntos que habían previsto los analistas consultados por MarketWatch, después de una estimación previa de 78,1 puntos el mes anterior.

"Las expectativas a corto plazo han hecho que se ponga fin a la caída de febrero", apuntó la directora de indicadores económicos de Conference Board, Lynn Franco, en un comunicado.

La confianza que manifiestan los consumidores en cómo será el panorama económico y laboral dentro de seis meses aumentó este mes hasta 83,5 puntos respecto a los 76,5 del mes anterior.

Mientras, el subíndice que estudia la confianza de los consumidores en la situación actual de la economía bajó 80,4 puntos frente a los 81 puntos de febrero.

Según Franco, este resultado de marzo muestra que los consumidores han sido moderadamente más optimistas respecto a las perspectivas futuras de empleo y la economía en general, pero han confiado menos en la posibilidad de un aumento de ingresos.

El consumo privado supone casi el 70% de la actividad económica en Estados Unidos, por lo que la confianza de los consumidores es un factor muy seguido por los analistas económicos.