Por: Patricia Leitón 27 febrero, 2014

El impuesto sobre las utilidades es uno de los pocos que crece y vuelve a ganar terreno dentro de los ingresos del Gobierno.

Entre octubre del 2011 y enero del 2014, dicho tributo pasó de representar un 27% de los ingresos totales, a un 29%.

Este impuesto es uno de los primeros que refleja el ciclo económico, pues crece en épocas de auge y se reduce en las de contracción.

El asesor del Ministerio de Hacienda, Manrique Sáenz, atribuye el mayor crecimiento actual a la mejoría en la actividad económica interna.

“Lo mejor que le puede pasar al ministro de Hacienda es que la economía crezca. Ahora, en una economía basada cada vez más en servicios, crecería más la recaudación si tuviésemos un IVA que igualmente apoyaría en control del fraude y mejoraría automáticamente el impuesto sobre la renta”, comentó el exdirector de Tributación Francisco Villalobos.

Actualmente, el país tiene un impuesto de ventas que se cobra principalmente sobre bienes, diferente al impuesto al valor agregado (IVA), que se cobra sobre bienes y servicios y además permite recoger información sobre los ingresos, útil para el tributo de renta.

El otro rubro que muestra un repunte es “Otros ingresos” que incluyen el impuesto a los combustibles, personas jurídicas y tabaco, entre otros.

Resto estables. El resto de impuestos tiene comportamientos bastante estables.

El economista y exasesor del Ministerio de Hacienda Fernando Rodríguez comentó que el repunte en la actividad económica interna todavía no se refleja en un mayor dinamismo de la recaudación porque hay actividades como la construcción y el comercio que tienen poco crecimiento.

Etiquetado como: