Influyen menores ventas de piña, banano y escollos en competitividad

Por: Patricia Leitón 23 septiembre, 2015
Finca La Estrella en San Alberto de Siquirres. Las menores ventas de la fruta a Estados Unidos explican en parte la baja de 12% en las exportaciones de productos a ese país. | JORGE CASTILLO/ARCHIVO
Finca La Estrella en San Alberto de Siquirres. Las menores ventas de la fruta a Estados Unidos explican en parte la baja de 12% en las exportaciones de productos a ese país. | JORGE CASTILLO/ARCHIVO

Las exportaciones de bienes a Estados Unidos cayeron un 12% en los primeros ocho meses de este año en comparación con el mismo periodo del 2014.

Esto, según los datos publicados, este martes, por la Promotora del Comercio Exterior (Procomer) en su página web.

La venta de bienes a ese país pasó de $2.885 millones en los primeros ocho meses del año pasado a $2.525 millones de enero a agosto 2015.

Estados Unidos es el principal destino de los productos que exporta Costa Rica.

Las colocaciones ticas en esa nación representaron un 39% del total de exportaciones en los primeros ocho meses del 2015.

En la reducción de ese intercambio influyeron factores como menores ventas de piña y banano, cuya producción se vio afectada en el territorio nacional por el clima, explicó Laura Bonilla, presidenta de la Cámara de Exportadores.

También Intel vendía al país del norte y la multinacional cerró la fábrica manufacturera en Costa Rica.

Según el anuario estadístico de Procomer, el año pasado, la piña y banano fueron el segundo y tercer producto de exportación, respectivamente, a Estados Unidos. Representaron casi una quinta parte de ventas totales.

Bonilla resaltó que tampoco se deben dejar de lado los problemas de competitividad que afectan, en general, a las exportaciones costarricenses.

“Ese es un mercado (Estados Unidos) que todavía este año va a tener una tendencia a la baja, principalmente por los productos agrícolas, en especial el banano y la piña (...), pero no podemos dejar fuera de perspectiva los problemas de competitividad”, señaló la líder empresarial.

Esos obstáculos incluyen el acceso a financiamiento, infraestructura y exceso de trámites.

El exministro de Comercio Exterior, Alberto Trejos, coincide con Bonilla en que lo que afecta son principalmente problemas internos.

“Es sobre todo por problemas internos: el principal, la sobreapreciación del colon, más Intel y problemas en productos específicos. Pero si el tipo de cambio fuera competitivo, esos problemas específicos serían mucho más manejables”, opinó.

Juan Rafael Lizano, presidente de la Cámara de Agricultura, explicó que para el resto del año esperan nuevas caídas en las ventas de esas dos frutas.

“Es posible que caiga más; en piña ha disminuido el área sembrada, un montón de pequeños desaparecieron, es posible que piña se recupere, pero a niveles tal vez más bajos; no está aumentando ningún área”, apuntó.

Detalló que en otros años, cuando había influencias del tiempo en estos productos, existían siembras nuevas y se reponían las exportaciones. Pero ahora no hay una nueva producción.

Para Bonilla, preocupa el impacto que esta situación puede tener en el tema de desempleo en la zona rural.

Respuesta oficial. La Nación intentó conocer la opinión del ministro de Comercio Exterior, Alexánder Mora, sobre este tema, pero no fue posible.

En un comunicado de prensa, Mora mencionó los esfuerzos que realizan para impulsar, de nuevo, las ventas de bienes costarricenses al extranjero.

“En el sector de comercio exterior estamos trabajando para recuperar el terreno que las exportaciones han cedido, debido a factores climáticos sobre la agricultura y de oferta en el sector industrial”, manifestó el ministro.

“Por ello trabajamos de manera coordinada con Cinde (Coalición de Iniciativas de Desarrollo), Procomer y ahora también con la Cancillería, para implementar estrategias más agresivas de atracción de inversión productiva y promoción comercial, con mayor vinculación con las regiones fuera de la Gran Área Metropolitana y en procura de más encadenamientos exportadores y mayor valor agregado nacional en los productos y servicios que vendemos al exterior”, añadió Mora.

En total, las exportaciones en los primeros ocho meses del año cayeron un 16%, y si se excluyen los componentes electrónicos, hay un crecimiento de 0,6%.