Estas personas no tienen seguridad social y la mitad gana menos del mínimo

Por: Patricia Leitón 13 noviembre, 2015
El 24 de setiembre de pasado, muchas personas llegaron al Parque Nacional, en busca de trabajo en una feria organizada por el diputado liberacionista Juan Luis Jimenez Succar. | JOSÉ CORDERO/ARCHIVO
El 24 de setiembre de pasado, muchas personas llegaron al Parque Nacional, en busca de trabajo en una feria organizada por el diputado liberacionista Juan Luis Jimenez Succar. | JOSÉ CORDERO/ARCHIVO

El empleo informal avanza y llegó en el tercer trimestre del año a casi la mitad de los trabajadores ocupados (un 45,7%).

Son cerca de 942.000 trabajadores que laboran sin seguro social. Pueden ser personas asalariadas, pero su seguridad social no la paga su patrono; empleados que solo les cancelan en especie o que el pago fue una única vez, ayudantes no remunerados, pequeños empresarios que no tienen registrado su negocio o personas trabajadoras por cuenta propia con labores ocasionales.

Casi la mitad de ellos gana menos de un salario mínimo.

El empleo informal es una tendencia que se mantiene al alza desde el cuarto trimestre del 2011 y entre el tercer trimestre del 2014 y el mismo del 2015 subió 2,9 puntos porcentuales.

Esto, según la Encuesta Continua de Empleo que publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

infografia
La misma encuesta arrojó un dato general de desempleo de 9,2%. En el tercer trimestre del 2014 fue de 10%, lo que para el Gobierno fue una baja.

No obstante, Braulio Villegas, economista de la Encuesta Continua de Empleo, explicó que la variación no es estadísticamente significativa.

“Tenemos que recordar que estos datos se generan a partir de estimaciones realizadas por medio de una encuesta, la cual resultó de una muestra de la población costarricense y, a partir del resultado de esa muestra, se hace una estimación del dato a nivel nacional. Por lo tanto, estas estimaciones conllevan lo que se conoce como error de muestreo”, detalló Villegas.

Tampoco, según Villegas, existe evidencia de una tendencia a la baja con base en los resultados de los tres trimestres de este año.

Se intentó conversar con el ministro de Trabajo, Víctor Morales, pero no fue posible.

En el comunicado, el Gobierno resaltó las acciones que realizan para mejorar la situación.

“Los programas de reactivación económica, como Impulso; y las políticas del Gobierno para favorecer a la población vulnerable, como Puente al Desarrollo, Mi Primer Empleo, entre otras; tienen como fin último que las personas puedan obtener empleos de calidad”, dijo Morales, pero en el comunicado.

La informalidad. Respecto a la informalidad, el economista Miguel Gutiérrez Saxe considera que el país ha transitado por un camino de modernización económica excluyente.

Esto, a causa de que concentró sus políticas en el fomento de sectores muy dinámicos (como sectores de inserción internacional asociada a la inversión extranjera directa, turismo y servicios), que generan poco empleo y las actividades que producían mucho empleo (como textiles) salieron del país por el auge de estas en otras naciones, mientras que sectores tradicionales, como la agricultura, no contaron con políticas públicas de fomento, por lo que hoy el empleo informal crece más rápido que el formal.

“El recurso de mucha gente es el empleo informal, la generación de autoempleo, el endeudamiento formal e informal simplemente para subsistir”, comentó.

Por su parte, el economista Ronulfo Jiménez, opinó que el bajo crecimiento económico se refleja en el mercado laboral, tanto en la no generación de nuevo empleo, como en la informalización del empleo existente. “La producción está creciendo lentamente y, según la encuesta, no se está creando nuevo empleo entre el tercer trimestre de 2015 e igual período del año pasado”.