21 enero, 2015

Washington. AFP. El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo las previsiones de crecimiento a nivel global para 2015 y 2016, en particular de China y Rusia.

Según la nueva estimación, este año la producción mundial avanzará 3,5% y el próximo, un 3,7%, con una baja evidente de 0,3 puntos porcentuales en relación con las expectativas divulgadas en octubre pasado.

El producto interno bruto (PIB) de China llegaría este año a su nivel más bajo en 25 años.
El producto interno bruto (PIB) de China llegaría este año a su nivel más bajo en 25 años.

“La caída de los precios del petróleo (...) estimulará el crecimiento mundial. Pero ese estímulo se verá ampliamente superado por factores negativos”, indicó la entidad financiera.

El desplome en el precio del petróleo, del 55% desde setiembre anterior, favorecerá en general a los países importadores de crudo, aunque la situación oculta profundas diferencias de crecimiento entre las grandes economías, según el FMI.

El Fondo elevó en medio punto porcentual, a 3,6%, la previsión de crecimiento para Estados Unidos, pero la de China sería de 6,8%, la más baja en 25 años.

Rusia cerraría este año con una caída de su producción de 3% debido al impacto acumulado del declive en la cotización del crudo y a sanciones económicas ligadas al conflicto en Ucrania.

El documento del FMI no dejó dudas de que las principales economías latinoamericanas seguirán presionadas: si en octubre había previsto un avance de 2,2%, en su revisión situó esa expectativa en apenas 1,3%, con un importante recorte que casi alcanza un punto porcentual.