Evolución de agro lleva ocho meses en negativo, e industria, un cuatrimestre

Por: Marvin Barquero 11 julio, 2015
Impacto en agro e industria
Impacto en agro e industria

La economía costarricense acumula 13 meses de desaceleración continua, impactada por la salida de la producción de Intel y por el efecto del clima en la producción agrícola.

Así lo revelan los resultados del índice mensual de actividad económica (IMAE), cuyos datos a mayo publicó ayer el Banco Central.

La caída es permanente desde abril del 2014, cuando ese índice tuvo un resultado interanual (comparación del mes con el mismo del año anterior) del 4,07%. A mayo anterior, el resultado fue del 1,3%, un comportamiento que no es negativo, pero que está cerca de esa barrera.

Los dos sectores que sí están en negativo y afectan más el índice general son el agro y la industria manufacturera.

El sector agrícola acumuló, a mayo, ocho meses de comportamiento negativo, hasta ubicarse, en mayo, en -3,49%.

La industria manufacturera, por su parte, lleva ya cuatro meses con menos de cero y se colocó en mayo anterior en -3,12%.

Un comentario publicado en la página web del Banco Central indica que, en el caso de la industria, influyó el traslado de operaciones de la empresa Intel hacia el mercado asiático.

Para el agro, señaló, la contracción en la producción de banano y piña, como consecuencia de los efectos climatológicos adversos derivados del fenómeno El Niño, es la principal causa.

Se evitó una mayor caída del índice general por la baja en esos dos sectores con un buen comportamiento de otros. El comercio, por ejemplo, se mantiene arriba del 3,5% (en mayo subió 3,71%). El transporte, almacenamiento y comunicaciones creció un 5,60% y los servicios empresariales, un 5,41% a mayo anterior.

La sequía en la región Chorotega y el exceso de lluvias en la zona norte y el Caribe provocan que la producción agrícola costarricense presente ocho meses de comportamiento negativo. | GRACIELA SOLÍS
La sequía en la región Chorotega y el exceso de lluvias en la zona norte y el Caribe provocan que la producción agrícola costarricense presente ocho meses de comportamiento negativo. | GRACIELA SOLÍS

Dos factores. Pedro Morales, asesor económico de la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR), explicó que se esperaba un menor impacto de la salida de Intel de manufactura ante un posible buen comportamiento del resto de la actividad, tanto para mercado interno como para exportar.

Pero no sucedió así, advirtió Morales. “Ha habido una tendencia al poco crecimiento o desaceleración en las actividades para mercado interno. Se trata de lo que es la producción de la industria de régimen definitivo, la cual se dirige en especial al mercado interno”, explicó Morales.

Recordó que la producción del sector manufacturero en general lleva cuatro meses de estar en menos de cero, pero son ya 13 los meses de caída, contados a partir del 3,65% de abril del 2014.

Abel Chaves, presidente de la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (Canapep), dijo que, desde julio del 2014 y hasta ahora, se dieron lluvias arriba del promedio en la zona norte y el Caribe, regiones fuertes en la cosecha de esa fruta.

La producción bajó, ante eso, en cerca del 14%. El sector estima que, al finalizar el 2015, las exportaciones caigan entre 20 millones y 25 millones de cajas de 12 kilos, desde los 174 millones de bultos exportados en el 2014.

Así que las previsiones de Canapep son que la situación no mejorará en lo que resta del año, mientras la producción bananera, concentrada en el litoral del Caribe, sufrirá con las inundaciones de las últimas semanas. Colaboró Óscar Rodríguez