25 noviembre, 2015

Washington. AFP El crecimiento de Estados Unidos fue relativamente sólido en el tercer trimestre del 2015 y dio un nuevo argumento a la Reserva Federal (FED) para incrementar en diciembre las tasas de interés.

Janet Yellen ve en el crecimiento una razón para subir tasas. | ARCH.
Janet Yellen ve en el crecimiento una razón para subir tasas. | ARCH.

La economía aumentó, durante el verano estadounidense, 2,1% anual en el producto interno bruto (PIB), según la segunda estimación del Departamento de Comercio divulgada ayer. La primera fue de 1,5%.

Sin embargo, este crecimiento tuvo un ritmo menor al del segundo trimestre, que fue de 3,9% tras el largo y riguroso invierno de comienzos del 2015.

La moderada expansión tuvo como locomotora a los consumidores. Sus gastos, que normalmente representan dos tercios del PIB, avanzaron 3%.

Por el lado de las empresas, la acumulación de inventarios pesó menos de lo previsto sobre la producción. Además, las compañías continuaron aumentando el gasto (2,48%), pero a ritmo menor que el trimestre previo.

“La demanda extranjera que se tornó más lenta sigue pesando en el crecimiento, lo que remarca la importancia de políticas de apoyo a la demanda interna en vez de una inútil austeridad”, reaccionó la Casa Blanca, en un comunicado.

A los ojos de la FED, cuyo Comité de Política Monetaria se reunirá el 15 y 16 de diciembre próximos, este ritmo de crecimiento confirma que elevar las tasas de intereses es posible.

La presidenta de la FED, Janet Yellen, dijo el lunes pasado que si la economía sigue creciendo, el mercado laboral progresando y la inflación se orienta a su objetivo, sería apropiado comenzar a normalizar las tasas de interés.

“La revisión (del crecimiento) no significa mucho. Es suficiente para permitir un aumento de las tasas, pero no lo suficiente para exigir ese aumento”, sintetizó el economista de FTN Financial, Chris Low.

La FED espera que en el 2015, Estados Unidos crezca 2,1% contra 2,4% del año pasado.