12 marzo, 2015

San José.

Las fuertes diferencias en inversión pública en Centroamérica amenazan con profundizar las brechas sociales, señaló hoy el Estado de la Región a raíz de la publicación de su documento Estadísticas de Centroamérica 2014.

Según un comunicado, difundido por la organización, en el 2013 la inversión pública en salud por persona de Costa Rica fue $714 y la de Panamá $520, En contraste, en Honduras, Guatemala y Nicaragua se invierte apenas entre $80 y $100 por habitante.

En ese mismo año el promedio de inversión pública en salud por centroamericano fue de $195, cerca de la mitad del promedio de América Latina y el Caribe y de la tercera parte del promedio a nivel mundial.

En educación, Costa Rica invierte 10 veces más que Nicaragua, ($700 versus $70 respectivamente). De los restantes países, tres (Honduras, El Salvador y Guatemala) invierten cerca de $100, mientras que en Panamá y Belice ese indicador sube a poco más de $300.

En este campo el promedio de inversión en educación por centroamericano fue de $250, nivel bajo si se considera que en América Latina y el Caribe ese indicador alcanza los $450.

Niños de Nicaragua que cruzan la frontera para estudiar en Costa Rica.
Niños de Nicaragua que cruzan la frontera para estudiar en Costa Rica.

"La salud y la educación son los pilares del bienestar social de los cerca de 45 millones de habitantes de la región. Sin embargo, los países con peores indicadores tanto en salud como en educación son además los que mantienen una menor inversión por persona en estos campos, y viceversa", señala el comunicado.

El documento señala las diferencias entre los países centroamericanos y de éstos respecto a otras regiones del mundo: promedio de América Latina y el Caribe (ALC), promedio de países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y promedio mundial.

Etiquetado como: