Alto desempleo y alza en salarios no compensan aumento en costos básicos

Por: Patricia Leitón 31 octubre, 2014
Ana María Bustos reside a 500 metros del puerto de Moín, en Limón. Ella vive junto a sus ocho hijos y tres nietos. En la Región Huetar Caribe, el 28% de los hogares son pobres. | JORGE ARCE
Ana María Bustos reside a 500 metros del puerto de Moín, en Limón. Ella vive junto a sus ocho hijos y tres nietos. En la Región Huetar Caribe, el 28% de los hogares son pobres. | JORGE ARCE

El alto desempleo y el poco crecimiento de los ingresos por salarios empujaron este año a más hogares hacia la pobreza.

Según los primeros resultados de la Encuesta Nacional de Hogares, que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Censos en julio de cada año, el porcentaje de hogares pobres pasó de 20,7% en el 2013 a 22,4% en el 2014.

En números absolutos se trata de casi 33.000 hogares en esa condición. Son cerca de 1.170.000 personas, la cuarta parte de la población nacional (24,6%).

Causas. Floribel Méndez, gerente del INEC, explicó que la principal razón del incremento de la pobreza, entre el 2013 y el 2014, es que los hogares perdieron poder adquisitivo.

El ingreso total por hogar, en términos corrientes, bajó 0,4% del 2013 y al 2014, mientras el costo de los bienes y servicios básicos (la línea de la pobreza) subió un 5%.

Víctor Hugo Céspedes, expresidente del INEC e investigador de la Academia de Centroamérica, añadió a este factor, el hecho de que en el periodo entre ambas encuestas el desempleo no se redujo (se mantuvo en 8,6%) y los salarios solo aumentaron 1,9%, por debajo de la inflación.

Annia Chaves, coordinadora de la Encuesta Nacional de Hogares, explicó que al desglosar las entradas se nota una caída muy fuerte en el ingreso autónomo (que proviene, entre otros, de trabajos informales) de 8%, lo que pudo afectar; sin embargo, la mayor fuente de ingresos del hogar son los salarios.

El Gobierno anterior realizó un esfuerzo por atenuar la situación, al aumentar en un 15% los subsidios estatales y becas a los hogares pobres; no obstante, eso fue insuficiente para detener el alza.

El investigador de la Universidad de Costa Rica, Pablo Sauma, llamó la atención en que en el 2014 hubo cambios en la metodología, pero, para él, los resultados no se pueden atribuir a dichas modificaciones.

Por regiones, el mayor incremento en la pobreza lo registró la Región Huetar Norte, que incluye a cantones como San Carlos y Upala, entre otros. Ahí la pobreza subió de 22,9% de los hogares, en el 2013, a 26,8%, en el 2014.

Méndez explicó que en esta región hubo una reducción en el ingreso por persona de casi 8% y un aumento en la desigualdad.

Mayor presión para actuar. Diferentes sectores coinciden en la necesidad de mejorar el empleo para reducir la pobreza.

“La Administración Solís Rivera tiene como prioridad reducir la pobreza y para ello es necesario que haya empleo y crecimiento económico, además de acciones puntuales para reducir la pobreza”, señaló el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) en un comunicado.

“Nuestra aspiración es que para el próximo año las condiciones mejoren y tengamos números más positivos. Este gobierno tiene el combate de la pobreza como un compromiso”, comentó ayer el ministro de Desarrollo Social, Carlos Alvarado.

La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), por su parte, propuso promover la formalidad en el empleo, mejorar la capacidad técnica de las personas en situación de pobreza, crear más empresas y redirigir los apoyos sociales.

infografia

Etiquetado como: