Nación suramericana ha logrado progresos en 14 de los indicadores de pobreza

Por: Patricia Leitón 20 mayo, 2015

San José.

Un grupo técnico del Departamento Administrativo Nacional de Estadística de Colombia se encuentra en el país para compartir con las autoridades nacionales su experiencia en la aplicación del Índice de Pobreza Multidimensional.

Este indicador, desarrollado por la Universidad de Oxford, procura medir las diferentes caras de la pobreza y para ello cada país define las dimensiones que quiere calcular y los indicadores que lo conforman.

En Costa Rica, el Instituto Nacional de Estadística y Censos comenzó el proceso para aplicar este indicador en nuestro país.

Colombia lanzó el índice oficialmente en mayo del 2012, pero cuenta con información desde el año 2010.

Diana Pinzón, profesional del área de difusión del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, que es parte del grupo que se encuentra en Costa Rica, explicó que en el caso colombiano se escogieron cinco dimensiones: salud, educación, niños y adolescentes, vivienda y trabajo y se seleccionaron 15 indicadores para dar seguimiento a estas áreas.

De esta forma se le da seguimiento a cada indicador por separado y se definen políticas públicas para mejorar cada variable.

Leidy, de 9 años, lleva un saco de carbón, ella ayuda a su madre y hermanos en Soacha, en las afueras del sur de Bogotá, Colombia. El Índice de Pobreza Multidimensional considera el trabajo infantil.
Leidy, de 9 años, lleva un saco de carbón, ella ayuda a su madre y hermanos en Soacha, en las afueras del sur de Bogotá, Colombia. El Índice de Pobreza Multidimensional considera el trabajo infantil.

Entre el 2010 y el 2014 Colombia ha logrado progresos en 14 de los 15 indicadores. Por ejemplo, el analfabetismo se redujo de un 13,2% de la muestra de hogares en el 2010 a 10,7%; la inadecuada eliminación de excretas pasó de 12% a 10,5% en el mismo periodo, el material inadecuado en las paredes de 3% a 1,8%.

El indicador general de pobreza multidimensional en Colombia pasó de 30,4% a 21,9% entre el 2010 y el 2014.

Este índice es diferente al indicador de pobreza más tradicional que es el de pobreza de ingresos o pobreza monetaria que considera pobres a los hogares que no tienen suficientes recursos para cubrir un grupo de necesidades.

En el caso colombiano, también se publica este otro indicador, y éste también ha bajado entre el 2010 y el 2014, de 37,2% a 28,5%.

A Pinzón la acompañan Silvia Botelo y Laura Estrada, del equipo técnico del departamento.