Comercio, industria y construcción, en la banca estatal, sienten la mayor disminución

Por: Patricia Leitón 24 mayo, 2016
Condominios Los Volcanes en San Pablo de Heredia. La tasa real promedio del crédito para compra de vivienda en la banca estatal registró una leve baja entre diciembre del 2014 y abril del 2016. | GRACIELA SOLÍS/ARCHIVO
Condominios Los Volcanes en San Pablo de Heredia. La tasa real promedio del crédito para compra de vivienda en la banca estatal registró una leve baja entre diciembre del 2014 y abril del 2016. | GRACIELA SOLÍS/ARCHIVO

No todos los deudores han sentido en su bolsillo la baja en las tasas de interés.

La tasa básica, que se utiliza de referencia para préstamos, bajó de 7,20%, en diciembre del 2014, a 5,55%, en abril del 2016.

Sin embargo, en ese mismo periodo, las expectativas de inflación disminuyeron todavía más y, por lo tanto, la tasa real, la que indica el verdadero esfuerzo que hará el deudor para pagar, subió de 1% a 1,75%.

Por sectores se nota que es entre los bancos estatales donde se han dado las mayores reducciones reales; por ejemplo, en actividades como comercio, construcción, industria y vivienda, según un cálculo de La Nación con base en datos promedio del Banco Central.

No obstante, quienes tienen créditos en vivienda, industria y agricultura con la banca privada, han enfrentado tasas reales más altas.

Con la reducción, algunos intereses en colones se acercaron más a los de dólares; no obstante, el apetito por la moneda extranjera se mantiene, según relataron los banqueros.

Reacción de clientes. En el Banco de Costa Rica, su subgerente general, Leonardo Acuña, indicó que la demanda de crédito en colones se mantiene, y es más evidente tratándose de créditos para vivienda y consumo, en el caso de personas y de compañías cuya actividad principal se orienta al mercado interno.

“La demanda por crédito en dólares sigue estando presente en empresas orientadas al mercado externo, el comercio, el turismo y para atender requerimientos de importaciones o exportaciones de bienes y servicios”, comentó Acuña.

En el Banco Cathay, Hairo Rodríguez, gerente general, detalló que el crédito en dólares crece a tasas importantes, en tanto que en colones permanece con un limitado aumento.

La inclinación de los clientes hacia los dólares, explicó Rodríguez, es producto de una prolongada estabilidad en el precio del dólar y la consecuente baja percepción de riesgo cambiario.

infografia
Futuro de tasas. Según Rodríguez, los bancos mantienen una alta liquidez en colones que podría permitir nuevas reducciones en las tasas en moneda local.

Acuña, por su parte, opinó que las tasas no han bajado más por la participación del Gobierno en la captación de recursos para financiar el déficit fiscal.

“Quizás no han bajado más debido a que las tasas de captación de recursos que paga el Gobierno y el Banco Central en el corto plazo (hasta 22 meses) se han mantenido altas en términos reales. Estos dos emisores son el piso del mercado”, aseguró Acuña.

Para el economista Gerardo Corrales, hay margen para reducir las tasas reales, promoviendo mayor competencia en la intermediación financiera en colones, que hoy es dominada por los bancos del Estado en un 80%.

Corrales lamentó que el Central no promueva el esquema de seguro de depósitos en la banca privada, lo cual, estima, ayudaría a elevar la competencia.

Fernando Naranjo, también economista, consideró difícil que las tasas en colones bajen más debido a que la inflación se acelerará en próximos meses en el país, debido, en parte, al alza en el precio internacional del petróleo.