Devaluación promedio esperada para próximos 12 meses es de un 1%

Por: Patricia Leitón 5 abril, 2016
El dólar se ha mantenido estable desde que inició el sistema de flotación, en junio del 2015, el cual sustituyó las bandas. | JOSÉ CORDERO/ARCHIVO
El dólar se ha mantenido estable desde que inició el sistema de flotación, en junio del 2015, el cual sustituyó las bandas. | JOSÉ CORDERO/ARCHIVO

Los especialistas prevén muy poca variación en el precio del dólar en colones para los siguientes meses, según se desprende de la encuesta de expectativas de devaluación que publica el Banco Central.

Para los próximos tres meses, la devaluación promedio esperada es de 0,3%; para los siguientes seis meses, de 0,6%, y para los 12 meses, de 1,1%.

Una devaluación del 1% sobre un precio del dólar de ¢538 son ¢5,38.

Los resultados son los más bajos desde enero del 2008, tres meses después de que el Banco Central redujo el piso de la banda cambiaria que existía en ese momento.

En la encuesta del Banco Central, participan analistas, banqueros y empresarios.

Causas. La estabilidad en el tipo de cambio en los últimos meses es una de las principales razones que alimentan estas expectativas, según dijo el expresidente del Banco Central, Rodrigo Bolaños.

“Creo que la política del Banco Central de Costa Rica, desde que eliminó la banda (en junio del 2015), ha sido la de mantener un tipo de cambio con baja variación al alza y a la baja y eso fomenta esas expectativas”, explicó el economista.

La opinión del economista Herman Hess es que si bien las exportaciones no han estado muy dinámicas, la inversión extranjera directa y el turismo han mantenido la oferta de dólares en niveles suficientes y compatibles con esas bajas expectativas de devaluación.

El Banco Central ha insistido en que el tipo de cambio actual es de equilibrio, pero la Cámara de Exportadores se queja y señala que este comportamiento ha afectado su capacidad para competir en el exterior.

Para Bolaños, la autoridad monetaria debería dejar flotar el colón, con intervenciones solo ante cambios fuertes.

Según Hess, el Central ha jugado un papel compensador para evitar señales desfavorables en ese campo, pero debe tener una actitud vigilante, dados los problemas fiscales del país.

Etiquetado como: