Tres productos explican el 40% del incremento que tuvo el IPC durante el año

Por: Patricia Leitón 5 agosto, 2014
El costo de la gasolina subió un 21% en siete meses, según el índice de precios al consumidor, influido por el alza en el dólar y el incremento en los precios internacionales del petróleo. | ARCHIVO
El costo de la gasolina subió un 21% en siete meses, según el índice de precios al consumidor, influido por el alza en el dólar y el incremento en los precios internacionales del petróleo. | ARCHIVO
PRECIOS FIJADOS POR LEY SUBEN MÁS
PRECIOS FIJADOS POR LEY SUBEN MÁS

Los aumentos en la gasolina, la electricidad y las tarifas de agua en los primeros siete meses de este año fueron los causantes del 40% de la inflación total acumulada durante este año.

Según los datos que divulgó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), entre enero y julio la inflación acumulada, medida con el índice de precios al consumidor (IPC), alcanzó un 5,09%.

El incremento en la gasolina, la electricidad y el agua hace que sean los rubros que más impactaron en el aumento, lo cual es significativo si se toma en cuenta que para elaborar este indicador se consideran 292 bienes y servicios.

El cuarto factor que tuvo mayor efecto en el resultado de inflación fue la adquisición de vehículo y el quinto la educación superior.

El efecto considera el aumento en el costo del bien o servicio y también su importancia dentro del presupuesto de los hogares.

En el caso de la gasolina, la electricidad y la adquisición de vehículo, el incremento se explica, en parte, por el aumento en el precio del dólar, de casi el 8% este año.

Solo en julio, el índice de precios subió 0,9% empujado, también, por estos tres bienes y servicios.

La variación interanual (de agosto del 2013 a julio del 2014) alcanzó un 5,2%, lo cual rebasa la meta de inflación del Banco Central, de entre 3% y 5%.

El jueves pasado, al presentar la revisión del Programa macroeconómico 2014-2015 , el presidente del Banco Central, Olivier Castro, señaló que esperaban que esto sucediera y que en el futuro la inflación retornara al rango meta.

¿Transitorio o permanente? Economistas consultados estiman que los aumentos en estos bienes y servicios públicos podrían tener efectos en otros artículos en el futuro.

“La electricidad y el combustible tienen un peso importante dentro de los costos de producción de las empresas, por lo que un incremento de ellos se traduce en mayores precios finales”, comentó Roxana Morales, economista de la Universidad Nacional.

Añadió que dentro de la canasta del índice de precios al consumido, la gasolina es el bien que más peso tiene (5,81%) y la electricidad ocupa la quinta posición con 3,37%, por lo que incrementos en estos impactan fuertemente la inflación general de la economía.

Alberto Franco, economista socio de Ecoanálisis, comentó que estos aumentos pueden reflejarse sobre la inflación en meses venideros, por el efecto que tienen sobre los costos de producción de las empresas.

“El debate sobre la búsqueda de fórmulas más baratas y limpias de producir energía en el país recobra vigencia frente a la pérdida de competitividad que significan estas alzas, que también están castigando al consumidor final”, señaló Franco.