Entidad sostiene que el producto en el mercado no es de la zona afectada por derrame

Por: Hugo Solano 4 mayo, 2015
La pesca en la zona afectada podría reactivarse el miércoles de esta semana. El producto que sale al mercado es de otras regiones.
La pesca en la zona afectada podría reactivarse el miércoles de esta semana. El producto que sale al mercado es de otras regiones.

Autoridades del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) mostraron su preocupación este lunes por el efecto económico que podría tener en los pescadores y vendedores de productos pesqueros el manejo del derrame de nitrato de amonio que se registró el sábado en el Pacífico de Puntarenas.

"La población puede estar tranquila y consumir productos marinos sin ningún temor. Solo estamos dando un margen prudente de 72 horas", explicó en un comunicado de prensa Gustavo Meneses, presidente ejecutivo del Incopesca.

El plazo de veda se vence al finalizar el día y únicamente se prohibió pescar en el área afectada de manera directa por el derrame.

"En los recorridos que han realizado funcionarios de Incopesca por el Golfo y zonas aledañas, no se encontraron indicios de un mayor impacto. Además, el producto que se vende en los recibidores en Puntarenas es completamente consumible, porque es capturado fuera del área donde ocurrió el derrame", agregó.

De acuerdo con los recorridos que personal de esa institución realizado en el mar y en la costa, el derrame de nitrato de amonio no está generando mayor impacto sobre peces y otros animales marinos.

La zona donde se mantiene la veda de tres días se extiende desde Caldera, en Esparza, hasta el sector denominado la punta, cerca de la terminal de ferris de Puntarenas; y desde playa de Pájaros, en el distrito de Paquera, hasta playa Tambor, en el distrito de Cóbano.

La Comisión Nacional de Emergencia bajó la alerta de roja a categoría de amarilla para esa zona, al minimizarse los riesgos para la salud humana.

Personal de Incopesca continuará la vigilancia y control en el área mencionada para descartar cualquier eventualidad relacionada con el derrame.