Sector resultó afectado por el cambio en los valores tributarios de automotores

Por: Gloriana Corrales 24 noviembre, 2012
 El presidente de la Cámara Costarricense Automotriz explicó que el aumento de impuestos de importación disminuye la brecha entre los precios de vehículos nuevos y usados, situación que perjudica a los importadores. | ARCHIVO
El presidente de la Cámara Costarricense Automotriz explicó que el aumento de impuestos de importación disminuye la brecha entre los precios de vehículos nuevos y usados, situación que perjudica a los importadores. | ARCHIVO

San José (Redacción). La Cámara Costarricense Automotriz anunció hoy que podría convocar a una “protesta masiva” en caso de no lograr un acuerdo con las autoridades del Gobierno para mitigar el impacto del aumento del valor tributario a la flota vehicular, efectuado por el Ministerio de Hacienda.

“Nosotros como empresarios lo primero que queremos es un diálogo porque consideramos que fue una medida unilateral y autoritaria”, afirmó el presidente de la cámara, José Carballo.

El pasado 15 de noviembre, La Nación reveló que Hacienda actualizó los montos de referencia para el cálculo del impuesto a la propiedad de vehículos, lo que se tradujo en un alza en el valor fiscal de cerca del 70% de los vehículos del país.

Según Carballo, la medida no solo afectó los montos de los marchamos, sino también los impuestos de importación de vehículos.

Por ejemplo, estimó que al importar un Toyota Yaris modelo 2007 se deberá pagar entre ¢500.000 y ¢600.000 más por concepto de impuestos aduaneros.

“Esto (el aumento en los valores tributarios) afecta a los que tenemos autos en tránsito o en almacén fiscal. Hay una inseguridad jurídica”, recalcó Carballo.

El boletín de prensa enviado esta tarde señala que el “Ministerio de Hacienda, según decreto 32458, antes de afectar la base de datos tenía que consultar con una comisión, de la cual el sector de usados es parte y nunca fue notificada ni informada, por lo tanto el procedimiento está viciado”.

Además, Carballo asegura que la mayor afectación en el alza de impuestos es para los vehículos usados, pues no se perciben grandes variaciones en el caso de los carros nuevos al comparar los valores en el sistema de Tecnología de Información para el Control Aduanero (TICA).

Los datos que maneja la Cámara Costarricense Automotriz indican que la importación de vehículos usados genera aproximadamente 25.000 empleos directos y 30.000 indirectos.