Por: Rebeca Madrigal 11 enero
Los conductores deben conservar la factura del marchamo y pegar la postal en el parabrisas de su vehículo.
Los conductores deben conservar la factura del marchamo y pegar la postal en el parabrisas de su vehículo.

San José (Redacción)

El Ministerio de Hacienda ajustó el monto del impuesto de la propiedad incluido en el marchamo casi en la mitad de las solicitudes de revisión recibidas entre 1 de noviembre y el 31 de diciembre anterior.

El tributo a la propiedad de automóviles es muy relevante porque representa el 69% del costo total del marchamo.

En total se recibieron 2.275 solicitudes, de las cuales 1181 fueron rechazadas y 1.094 aprobadas a favor del contribuyente, ya sea para bajar el monto del impuesto o para ajustar hacia arriba el valor fiscal del vehículo de quien así lo solicitó.

Para la revisión, los interesados debían presentar documentos o pruebas que respaldaran que el vehículo tenía un valor fiscal inferior o superior al definido por Hacienda.

Al 31 de diciembre, que cerró el plazo para solicitar la revisión, no quedó ninguna gestión pendiente.

El Ministerio de Hacienda habiiltó este año la herramienta Auto Gestión para hacer el trámite en línea y ello favoreció los tiempos de respuesta a los contribuyentes, según la autoridad fiscal.

En 2015, se presentaron más de 5.000 solicitudes de revisión, pues en ese año hubo una actualización importante del valor de los vehículos.

Reclamo

Las personas que hayan cancelado el marchamo o que todavía lo tengan pendiente, tienen 30 días hábiles para presentar una reclamo.

El plazo para presentar la reclamación vence el 10 de febrero, pero solo para quienes no hayan cancelado el marchamo. Para quienes sí lo hicieron, el plazo corre a partir del día siguiente de su cancelación.

Si Hacienda resuelve a favor de quienes hayan pagado, el contribuyente puede ir a Tributación a solicitar una devolución del dinero llenando un formulario o tiene la opción de aplicar el saldo a favor en la cancelación de cualquier impuesto o del mismo tributo de la propiedad para el próximo periodo.