17 junio, 2014

Washington y San José. EFE y Redacción El Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó la proyección de crecimiento de Estados Unidos (EE. UU.) para este año, del 2,8% al 2%, por los efectos del intenso invierno durante el primer trimestre del año.

Esta economía es el principal mercado de exportación para Costa Rica.

La directora-gerente del FMI, Christine Lagarde, ofreció una rueda de prensa en Washington para hablar sobre la evolución de Estados Unidos. | EFE
La directora-gerente del FMI, Christine Lagarde, ofreció una rueda de prensa en Washington para hablar sobre la evolución de Estados Unidos. | EFE

En los primeros cuatro meses de este año, ese país adquirió $1.415 millones en productos costarricenses, un 37% de las ventas totales.

En la presentación de su informe anual sobre la situación de la economía estadounidense, conocido como Artículo IV, el FMI recomendó a Estados Unidos aumentar la productividad y la participación de la mano de obra, así como elevar el salario mínimo.

Pese al frenazo del primer trimestre, el Fondo se mostró confiado en que está en marcha un notable repunte de la actividad. En lo que queda del año, el crecimiento será sólido y, en el 2015, el producto interno bruto (PIB) de la primera economía mundial crecerá un 3 %.

El FMI recuerda que aunque la tasa de desempleo se ha reducido hasta el 6,3 % y se han creado 217.000 empleos, con lo cual ha habido una tendencia positiva durante varios meses seguidos, los mercados de trabajo son más débiles de lo que debería implicar la tasa de desempleo general.

“El desempleo en el largo plazo es elevado, la participación en la fuerza de trabajo se mantiene muy por debajo de lo que podría explicarse por los factores demográficos, y los salarios están estancados” , indica el informe.

El FMI también recuerda a Estados Unidos la importancia de intensificar la lucha contra la pobreza, para rebajar el histórico número de 50 millones de estadounidenses en esa situación. Para ello, sugiere iniciativas como el aumento del sueldo mínimo, algo que el presidente Barack Obama ha pedido al Congreso.

La entidad considera que, en el largo plazo, el potencial de crecimiento de EE. UU. se mantendrá en el entorno del 2% debido a lastres como el envejecimiento de la población y perspectivas modestas sobre la mejora de la productividad.

Dicho potencial fue de 3% en el pasado.